RESRVE

El estrés podría hacer que acumules grasa en el vientre. Evítalo con estos 5 consejos

Date June 18, 2016 00:09

¿Sabías que los malos hábitos alimenticios no son la única causa del exceso de peso? Hay otro factor que tiene un impacto negativo en la vida de las personas, hoy en día: el estrés.

El estrés resulta en:

• Ganar peso.

• Obesidad.

• Diabetes./

• Desequilibrio del azúcar en la sangre.

• Agotamiento del sistema inmune.

• Insomnio.

• Síndrome de fatiga crónica.

• Disfunción de la tiroides.

• Depresión.

• Problemas de fertilidad.

• Enfermedades cardiovasculares.

Los altos niveles continuos de cortisol en la sangre provocan que el cuerpo retenga más la grasa visceral del abdomen, la más peligrosa. De aquí vienen los nombres de "grasa de estrés" y "vientre cortisol". El “vientre cortisol” es resultado de una alta concentración de cortisol en la sangre.

El cortisol vuelve al cuerpo resistente a la insulina, por lo tanto, impide que mantengas un peso saludable o que adelgaces. Las células del cuerpo se ven privados del combustible de la glucosa, y el cerebro llega a la conclusión lógica de que debes comer más alimentos elevados en calorías, lo que se traduce en más grasa. El cortisol también induce antojos de ciertos alimentos, dulces, en particular, y afecta a otros procesos corporales causados por el estrés y el apetito.

Aquí hay 5 puntos para combatir la grasa del estrés.

1. Hacer trabajo muscular.

Izf / Shutterstock

Los ejercicios que involucran al mayor número de grupos musculares, como flexiones, sentadillas y transversales, ayudan a reducir las consecuencias del estrés. El aumento de la circulación sanguínea alivia el impacto negativo del cortisol. Incluso un paseo de 20 minutos tres veces a la semana se lleva el 15% de las hormonas del estrés.

Lee también: Perder grasa y perder peso parecen lo mismo pero NO lo son, conoce la importante diferencia

2. Comer lentamente.

Silatip / Shutterstock

Cuando se sufre estrés, se engulle la comida sin masticarla demasiado. Este hábito de comer se traduce en un aumento de las porciones y desemboca en un vientre cortisol más adelante. No te apresures. Disfruta de cada bocado y presta atención a la sensación de saciedad para evitar la grasa de estrés en tu vientre y otras zonas.

3. Una dieta inteligente.

TijanaM / Shutterstock

Las dietas constantes incrementan el nivel de cortisol en la sangre en un 20%. Por otra parte, las dietas severas son consideradas como una manera perjudicial e ineficaz para bajar de peso. Es mejor que no te niegues un sabroso bocado de vez en cuando. ¡Y no te brinques el desayuno!

Lee también: ¿Quieres perder peso pero te aterra que tus pechos se vean flácidos? Aquí tienes la solución

4. Bebe café de forma responsable.

wavebreakmedia / Shutterstock

Es mejor evitar la cafeína en situaciones de estrés, ya que aumenta el cortisol en la sangre. Una taza de café en un momento duro no te hará ningún daño, pero es muy difícil deshacerse de la grasa de estrés cuando lo conviertes en un hábito.

5. Duerme lo suficiente.

Yuganov Konstantin / Shutterstock

El sueño es una de las mejores maneras de combatir el estrés. Desafortunadamente, el sueño puede ser difícil conciliar en medio de algunas situaciones estresantes. Sin embargo, debes tratar de obtener suficiente sueño por la noche. Ayuda a tu cuerpo a resistir el estrés.

Lee también: Además de ser muy agradable, dormir en una habitación fresca ¡podría ayudarte a bajar de peso!

Como puedes ver, la grasa de estrés es más difícil de combatir que la grasa obtenida por simple exceso. Pero cuando tu peso extra es causado por una combinación de factores (comer en exceso, el estrés, una dieta poco saludable, falta de sueño, una rutina diaria irregular, etc.), ¡entonces llegó la hora de tener un mejor control de tu vida!