ATUENDOS DE LA REALEZA

De actriz ultrasensual a madre conservadora y ejemplar: la evolución del estilo de Meghan Markle en la realeza

Date December 7, 2019 13:01

Meghan Markle ya era un ícono del estilo antes de conocer al príncipe Harry, no obstante, su ingreso a la familia real, la obligó a hacer un cambio radical en su apariencia, para estar a la altura de su nuevo rol como duquesa. Pero, ¿realmente lo logró con éxito?

A continuación, te compartimos 10 fotos que demuestran cuánto ha cambiado su imagen desde que era la estrella de la serie Suits, hasta que llegó a convertirse en la duquesa de Sussex y la madre del pequeño Archie.

Meghan antes de la realeza: una actriz súpersensual.

1. Una novia juvenil y sensual.

Meghan Markle llegó por primera vez al altar en 2011 con el productor Trevor Engelson, en una divertida ceremonia que se realizó en las playas de Jamaica. Acorde a la situación, Meghan usó un vestido muy fresco que dejaba al descubierto sus hombros y su escote.

2. Sobria, pero muy sexy.

En el año 2013, Meghan estaba probando el sabor de la fama durante la tercera temporada de Suits. En aquella época ella usaba atuendos sensuales y ligeros que dejaban al descubierto su figura y, por supuesto, el negro era uno de sus tonos favoritos.

Getty Images / Ideal Image

3. Corto y sensual.

En el año 2014 la actriz ya era una mujer divorciada, pero joven aún, así que no estaba dispuesta a privarse de los estilos más sensuales que estaban de moda. Por ejemplo, aquí la vemos usando un top corto combinado con una falda larga que le daba un aspecto muy chic.

Getty Images / Ideal Image

4. Escotes profundos.

A finales de 2015, Meghan se atrevió con uno de sus looks más provocadores: este vestido plateado que, al contrario de otras tendencias más conservadoras, dejaba al descubierto sus tonificadas piernas y su escote.

Getty Images / Ideal Image

5. Elegante, pero siempre sensual.

En el año 2016 ya la actriz estaba comenzando la relación amorosa con el príncipe Harry y, al parecer, trataba de acercarse a un estilo más formal. Sin embargo, seguía eligiendo prendas que dejaban al descubierto su figura sensual.

Getty Images / Ideal Image

Meghan dentro de la realeza: la historia de un cambio radical.

6. El día del compromiso.

A partir del anuncio del compromiso con el príncipe Harry, Meghan cambió radicalmente su estilo para ajustarse a las expectativas reales. A partir del 2017, ella comenzó a lucir vestidos y abrigos largos, así como sombreros y accesorios mucho más sobrios.

7. Un sobrio vestido de novia.

El segundo matrimonio de Meghan marcó, definitivamente, una diferencia fundamental. En esta ocasión, lució un vestido muy sobrio con brazos cubiertos y un tradicional velo en su cabeza, como toda una novia de la realeza.

8. Chaquetas y los vestidos a media pierna.

Después de convertirse en Duquesa, Meghan adoptó algunos estilismos de Kate Middleton e incorporó vestidos a media pierna y chaquetas largas. Desde entonces, nunca más la volvimos a ver con escotes profundos o vestidos sin tirantes como los que solía usar.

De actriz ultrasensual a madre conservadora y ejemplar: la evolución del estilo de Meghan Markle en la realezaGetty Images / Ideal Image

9. Un embarazo muy chic.

Meghan y Harry no perdieron tiempo y pronto anunciaron su primer embarazo. Durante toda su gestación, Meghan se mantuvo activa en sus deberes reales y sostuvo un estilo muy sobrio con el que apenas se lucía su tierna pancita.

10. Mamá sobria, pero muy juvenil.

En mayo de 2019, Meghan se convirtió en la feliz madre del pequeño Archie y poco después la vimos en su gira real por África. En esta ocasión, dio un giro hacia un estilo mucho más fresco y juvenil que nos demostró que se puede ser sobria y divertida a la vez.

Evidentemente, la duquesa comenzó siguiendo las normas al pie de la letra pero, poco a poco, ha ido construyendo su propio estilo, una imagen muy elegante pero sin perder la diversión de su pasado como artista. Y tú, ¿qué opinas de su transformación?