ESTILO DE VIDA Y TENDENCIAS

Madre tuvo que soportar toda clase de ofensas porque su barriga de embarazada parecía "gigante"

Date August 17, 2019 01:24

Una madre que fue víctima de constantes ataques en sus redes sociales por el gran tamaño de su barriga durante su embarazo, abrió su corazón para contar cómo hizo para lidiar con estos acosadores digitales.

Elisha Bakes y el el acoso cibernético que sufrió.

Elisha Bakes, originaria de Melbourne, Australia, estaba muy feliz de poder darle la bienvenida a su segundo hijo, Kaelen. No obstante, toda esta alegría se vio un poco opacada por una campaña de insultos y burlas constantes en sus redes.

¿La razón? El gran tamaño de su barriga.

Elisha, de 30 años, contrajo matrimonio con el hombre que ella llama ser el amor de su vida, Christian Tane. Del fruto de su cariño, nació su primer hijo Kyson, un niño muy juguetón que al parecer sacó todos los genes de su madre.

En este primer embarazo, la joven madre australiana nunca tuvo ningún problema, pues el pequeño Kyson se desarrolló con total normalidad y el tamaño de su barriga fue considerado normal en aquel momento.

No obstante, en su segunda dulce espera, tuvo que soportar burlas desde su semana 14.

Embarazada de 14 semanas y mucha barriga.

Inescrupulosos usuarios de las redes sociales dijeron cosas muy crueles que iban desde decir que el niño que esperaba en su vientre era un monstruo, hasta decir que seguramente iba a tener un caballo en vez de un bebé.

Quizá te interese: Realmente triste: acoso escolar por parte de la directora a un niño autista de 11 años

Naturalmente, todos estos comentarios tan hirientes hicieron sentir un poco mal a la mujer en un principio y sirvieron para demostrar que el acoso digital no es solo una realidad de niños en las escuelas, así como lo vivió este adolescente de 13 años en Argentina quien fue agredido por un compañero.

Como una forma de defenderse, Elisha explicaba que su panza de embarazada "gigante" no era tan grande en realidad, y que el aparente tamaño anormal se debía a que ella solo mide 1.60 m, mientras que su pareja tiene una altura de 1.90 m, por lo que todo esto causaba una especie de ilusión óptica en las fotografías.

No obstante, las burlas nunca dejaron de llegar y la desafortunada mujer tuvo que optar por una decisión mucho más inteligente, ignorar todos estos comentarios negativos y solo fijarse en los miles de comentarios positivos que también recibía en cada una de sus publicaciones:

Los ignoré el 98% de las veces. Tengo la piel gruesa, así que seguí adelante con mi embarazo y amaba a mi cada día más “gigante protuberancia”.

¿Qué tiene que ver el tamaño de la barriga con el tamaño del bebé? En realidad, ¡no importa!

Según la interpretación de esta chica, la razón para tanta negatividad era el miedo a aquello que era diferente a las experiencias personales de cada usuario.

Elisha Bakes comentó en Instagram:

Creo que la gente tiene una idea en la cabeza de cómo debe verse una mujer embarazada, a veces basada en sus propias experiencias, así que, cuando ven a una mujer que tiene una barriga diferente, sienten la necesidad de comentar y dar su opinión.

Quizá te interese: Se burló de su compañera de clase, ¡Pero lo que hizo su madre cuando se enteró!

Por último, Elisha hizo énfasis en que la negatividad estaba reservada principalmente para el mundo de las redes, y que, en la vida real, la gente es más abierta a dar cumplidos agradables.

Dos semanas después del parto.

En definitiva, los comentarios sobre el tamaño de una mujer pueden tener un impacto real en cómo se sienten sobre sí mismas. Por ello, debemos evitar decir cosas negativas si nadie nos ha pedido una opinión, ¿no te parece?

Quizá te interese: Realmente triste: acoso escolar por parte de la directora a un niño autista de 11 años