ESTILO DE VIDA Y TENDENCIAS

Se vio obligado a elegir entre su departamento y su perrita: no lo dudó y decidió vivir en la calle

Date August 21, 2019 02:06

Shane Hart es un hombre de 43 años que rescató a una perrita de las calles de Rotherham, Inglaterra, pero en el lugar donde vivía no aceptaron a su nueva mascota.

Desde ese momento, Shane ha estado durmiendo en las calles, puesto que no tiene ni la menor intención de abandonar a su pequeña Kimmy.

Se vio obligado a elegir entre su departamento y su perrita: no lo dudó y decidió vivir en la callejuefraphoto / Shutterstock.com

Un hombre sin hogar y su perro.

El hombre había encontrado a la cachorrita cinco meses atrás, ella estaba temblando cerca de un basurero y no dudó ni un segundo en rescatarla. La alimentó y la llevó a su pequeño departamento.

Shane asegura que la perrita no causaba ninguna molestia, ni siquiera hacía ruido, pero los propietarios se negaron a permitir animales en el edificio.

De acuerdo, si este hombre sin hogar muestra compasión usando su única manta para mantener a su perrita caliente... ¿Cómo podemos permitir que esté sin hogar?

Prohibido el ingreso de perros.

O te deshaces de la perra o te tienes que ir”, le dijeron, y Shane, resignado, decidió abandonar el departamento, pues no estaba dispuesto a dejar a su perrita sola.

El hombre relató que sufría de depresión, y que Kimmy le había salvado la vida. Señaló:

Ella es todo lo que tengo y me hace sonreír todos los días.

Se vio obligado a elegir entre su departamento y su perrita: no lo dudó y decidió vivir en la calleFashionStock.com / Shutterstock.com

Sin hogar y solo

¡Hambriento y con frío!

Todos los actos de bondad

son muy apreciados

Gracias y saludos.

Desde entonces, Shane duerme en un parque, refugiándose en una carpa y sufriendo por las temperaturas extremadamente bajas.

Ha tenido que pedir dinero y, con lo que ha logrado reunir, le ha comprado comida y un abrigo a Kimmy, lo que nos muestra su gran corazón.

Quizá te interese: Mientras un hombre sin hogar estaba en el hospital, sus 4 perros leales lo esperaban en la puerta

Cierto día, Los buenos samaritanos aparecieron en su vida.

Afortunadamente, una joven familia los vio en las calles una noche y los llevó hasta un comedor para personas sin hogar, donde le ofrecieron un plato de comida caliente, sacos de dormir y galletas para perro. Además, tuvo la suerte de ser visto por un grupo que estudiaba casos como el suyo.

Fue así como la organización Street Paws, de Sheffield, que se encarga de rescatar a los animales callejeros, atendió a Kimmy.

Se vio obligado a elegir entre su departamento y su perrita: no lo dudó y decidió vivir en la calleFashionStock.com / Shutterstock.com

Shane, quien estaba claramente conmovido por todo lo que le estaban dando, lloraba y decía:

Esto es demasiado, no lo puedo creer.

Pero eso no fue todo, pues el Rotherham Metropolitan Borough Council (Concejo Metropolitano de Rotherham) le ofreció a este par un sitio donde vivir temporalmente, y se comprometieron a encontrarles un hogar definitivo.

Por su parte, la fundadora de Street Paws reveló que los perros que han visto de personas sin hogar, están increíblemente bien cuidados y que ha visto casos en los que estas personas se niegan a montarse en una ambulancia para recibir atención porque no quieren dejar a su perro solo.

Es muy común ver a personas en situación de calle con un fiel compañero canino y, muchas veces, se preocupan por cuidar a su mascota más que a ellos mismos, dándoles su comida y hasta su cobija para cubrirlos del frío.

Es lamentable ver cómo estas personas, que reciben el amor y fidelidad de los perros, y que muestran gestos tan humanos hacia sus animales en reciprocidad, son tan ignorados por la sociedad, que pasa por su lado y ni siquiera voltea a verlos.

Se vio obligado a elegir entre su departamento y su perrita: no lo dudó y decidió vivir en la calleIVY PHOTOS / Shutterstock.com

Nos hemos deshumanizado.

De hecho, un estudio científico, ha demostrado que las personas han “dehumanizado” su percepción de aquellos sin hogar.

Se ha comprobado con resonancias magnéticas que, al ver imágenes de personas que viven en la calle, el cerebro no reacciona de la misma manera que al ver a cualquier otra persona y, por eso, nadie toma la decisión de ayudarlos.

Quizá te interese: Todos querían que un vagabundo y su perro se fueran, pero alguien tuvo una mejor idea

Pero hay algo que podemos hacer para cambiar esta realidad. El estudio ha comprobado que las personas que han visitado comedores comunitarios y han interactuado directamente con las personas de la calle, han cambiado su perspectiva y han querido hacer algo por ellos.

Se vio obligado a elegir entre su departamento y su perrita: no lo dudó y decidió vivir en la calleDmytro Zinkevych / Shutterstock.com

Afortunadamente Shane y Kimmy encontraron a estas maravillosas personas que les brindaron la oportunidad de salir de las calles, pero hay miles de casos más que necesitan de nuestra ayuda.

No dejemos atrás nuestro lado más humano, siendo indiferentes con estas personas. Hagamos algo por cambiar la perspectiva de nuestra sociedad, ¿estás de acuerdo?

Quizá te interese: Policía acude a un restaurante para echar a un hombre sin hogar: Lo que pasó después, fue bondad pura