BIENESTAR Y CONDICIÓN FÍSICA

Derribando mitos: 5 hábitos muy difundidos que son perjudiciales para la zona íntima femenina

Date November 19, 2019 18:30

Aunque algunas mujeres se nieguen a aceptarlo, existen muchos hábitos femeninos que influyen negativamente en la salud. De hecho, algunos de ellos pueden implicar el desarrollo de infecciones del tracto urinario y de nuestras partes íntimas, provocadas por hongos e irritaciones.

Hoy queremos compartir algunos de estos hábitos tóxicos para la salud de las mujeres. ¡A prestar mucha atención para eliminarlos y estar mucho más sana!

1. Usar lencería de fibras sintéticas.

Derribando mitos: 5 hábitos muy difundidos que son perjudiciales para la zona íntima femeninaDerribando mitos: 5 hábitos muy difundidos que son perjudiciales para la zona íntima femeninaDerribando mitos: 5 hábitos muy difundidos que son perjudiciales para la zona íntima femeninaDerribando mitos: 5 hábitos muy difundidos que son perjudiciales para la zona íntima femeninaDerribando mitos: 5 hábitos muy difundidos que son perjudiciales para la zona íntima femeninaChristina_summer / Shutterstock.com

Al contrario de lo que muchas personas consideran, las ropas de fibras sintéticas no son seguras para la salud. De hecho, las mujeres que son susceptibles a padecer infecciones fúngicas en sus partes íntimas deben evitarlas siempre. Este tipo de textil puede causar transpiración, irritación y calentamiento en esta zona, lo que a su vez puede provocar micosis vaginal.

Los expertos suelen aconsejar que opten por ropa hecha de materiales naturales como, por ejemplo, el algodón.

2. Usar protectores diarios todos los días.

Derribando mitos: 5 hábitos muy difundidos que son perjudiciales para la zona íntima femeninaDerribando mitos: 5 hábitos muy difundidos que son perjudiciales para la zona íntima femeninaDerribando mitos: 5 hábitos muy difundidos que son perjudiciales para la zona íntima femeninaDerribando mitos: 5 hábitos muy difundidos que son perjudiciales para la zona íntima femeninaDerribando mitos: 5 hábitos muy difundidos que son perjudiciales para la zona íntima femeninaMasAnyanka / Shutterstock.com

Éste es uno de los hábitos más recurrentes de las mujeres y es un error. Si bien estos productos fueron diseñados para absorber la secreción vaginal, sólo deben usarse al comienzo y al final del período menstrual. Lo que ocurre es que el recubrimiento de estas toallitas hacen que nuestra zona íntima esté más caliente y húmeda, convirtiéndola en un entorno perfecto para la proliferación de infecciones.

Para evitar este problema nuestro consejo es que traten de usarlos ocasionalmente o cambiarlos con más frecuencia, cada cuatro horas como máximo.

3. Usar ropa ajustada cuando se sufre cistitis.

Derribando mitos: 5 hábitos muy difundidos que son perjudiciales para la zona íntima femeninaDerribando mitos: 5 hábitos muy difundidos que son perjudiciales para la zona íntima femeninaDerribando mitos: 5 hábitos muy difundidos que son perjudiciales para la zona íntima femeninaDerribando mitos: 5 hábitos muy difundidos que son perjudiciales para la zona íntima femeninaDerribando mitos: 5 hábitos muy difundidos que son perjudiciales para la zona íntima femeninaKieferPix / Shutterstock.com

Las personas que son susceptibles a las infecciones del tracto urinario (ITU) deben evitar usar ropa íntima muy ajustada como las tangas. La cistitis es causada por un germen patógeno que proviene del ano y regresa a la vejiga, sobre todo al usar ropas apretadas, como los jeans ajustados.

Nuestro consejo para que eviten este tipo de padecimiento es que usen pantaletas más anchas y ropa holgada de modo general.

4. Esperar demasiado tiempo para cambiar el tampón o toalla íntima.

Derribando mitos: 5 hábitos muy difundidos que son perjudiciales para la zona íntima femeninaDerribando mitos: 5 hábitos muy difundidos que son perjudiciales para la zona íntima femeninaDerribando mitos: 5 hábitos muy difundidos que son perjudiciales para la zona íntima femeninaDerribando mitos: 5 hábitos muy difundidos que son perjudiciales para la zona íntima femeninaDerribando mitos: 5 hábitos muy difundidos que son perjudiciales para la zona íntima femeninaKunlanan Yarist / Shutterstock.com

Aunque estas reglas no son absolutas, pues cada mujer puede tener una intensidad diferente en la cantidad de fluido, los médicos recomiendan que las personas menstruantes cambien sus tampones o toallas íntimas máximo cada cuatro horas, para eliminar el riesgo de síndrome de shock tóxico (TSS, por sus siglas en inglés). Esta enfermedad infecciosa es extremadamente rara, pero muy grave y se manifiesta a través de fiebre alta, desmayos, diarrea, sarpullido, mareos e incluso insuficiencia orgánica.

Para evitar este padecimiento, es necesario cambiar tampones o toallas íntimas cada cuatro horas y seleccionar adecuadamente el nivel de absorción que corresponde a su cantidad de flujo.

5. Permanecer mucho tiempo con el traje de baño húmedo.

Derribando mitos: 5 hábitos muy difundidos que son perjudiciales para la zona íntima femeninaDerribando mitos: 5 hábitos muy difundidos que son perjudiciales para la zona íntima femeninaDerribando mitos: 5 hábitos muy difundidos que son perjudiciales para la zona íntima femeninaDerribando mitos: 5 hábitos muy difundidos que son perjudiciales para la zona íntima femeninaDerribando mitos: 5 hábitos muy difundidos que son perjudiciales para la zona íntima femeninaRido / Shutterstock.com

Mantener la humedad en nuestras partes íntimas por mucho tiempo contribuye a la proliferación más rápida y eficiente de diferentes tipos de bacterias, que pueden ocasionar diversas infecciones. Por ello, es de vital importancia no permanecer mucho rato con el traje de baño una vez que hemos salido del agua.

Nuestro consejo es cambiarse la ropa mojada luego de haber nadado en una piscina o en cualquier fuente de agua.

¿Te suena familiar alguno de estos hábitos que mencionamos anteriormente? ¿Crees que puedas seguir estos consejos para mejorar tu estado de salud?


Este artículo es netamente con fines informativos. No se automedique y siempre consulte a un profesional de la salud certificado antes de usar cualquier información presentada en el artículo. El consejo editorial no garantiza ningún resultado y no se hace responsable de los daños que puedan derivarse del uso de la información indicada en el artículo.