VIDA REAL

Madre se dedica a tener hijos para vivir del subsidio gubernamental, y le importa poco lo que la gente diga de ella

Date December 11, 2019 00:48

Mandy Crowie es una orgullosa reina de los subsidios, pues ha vivido de ellos durante más de 3 décadas, con 10 hijos, de 5 diferentes padres, y, además, le encanta presumirlo.

Mandy y sus hijos viven del subsidio gubernamental.

En la actualidad, Mandy recibe más de 34.000 dólares en beneficios anuales y ha invertido al menos 3.000 dólares en cubrir gran parte de su cuerpo con tatuajes. Pero hay más.

La mujer no está contenta con exprimir al gobierno ella misma, sino que espera que sus hijos hagan lo mismo y quiere convencerlos de seguir sus pasos.

Además, dice que quiere tener 50 nietos, aunque la razón es realmente inquietante.

Mandy tiene grandes sueños y una meta máxima, pero tristemente no quiere una familia numerosa para mejorar el mundo, sino para que sus hijos entren al sistema y para poder resaltar como la familia que más beneficios recibe en todo el Reino Unido.

Tengo 10 hijos y estoy llena de tatuajes. ¿Qué importa si recibo subsidios? Si no te gusta, no me mires. Tuve mi primer hijo a los 18 años y el último a los 36 años. Además, ya les dije a ellos que quiero 50 nietos antes de morir.

Quizá te interese: Sus 10 hijos vivían en la misma habitación y tenían marcas de abuso. La policía no tardó en actuar

Mandy, quien ya tiene 16 nietos, salió en el programa de televisión Britain’s Biggest Benefits Family (algo así como Las familias con mas beneficios de Gran Bretaña), el cual se encarga de difundir casos de familias orgullosas de vivir de subsidios, algo que Mandy sin ningún tipo de vergüenza.

Sin embargo, los tatuajes no es lo único en lo que la mujer se gasta el dinero de los contribuyentes.

Mandy admitió fumar bastante y comprarles cigarros a sus hijos cuando se portan bien o hacen los quehaceres y quiere recompensarlos, aunque su vida sedentaria le da suficiente tiempo para hacer las labores del hogar ella misma.

Quizás la gente se impacta de que yo haya vivido a base de beneficios durante tanto tiempo, pero no me importa. Yo puedo trabajar debido a los niños y, aunque los embarazos no fueron planeados, me encanta tener una familia numerosa. Además, seguramente no conseguiré un trabajo en el que gane todo lo que recibo ahora

Tras vivir durante tres décadas de los subsidios sin tener educación ni experiencia laboral, seguramente Mandy tiene razón. Muy difícilmente encontraría un trabajo en el que le paguen 34.000 dólares al año.

En cuanto a los 10 hijos, sólo los tres niños viven con ella, mientras que los otros siete ya se mudaron.

Aún así, la mujer recibe beneficios de discapacidad, crédito fiscal por número de hijos, beneficios infantiles y un subsidio para demandantes de empleo.

Desafortunadamente, de tal palo tal astilla; su hijo de 14 años, Charlie, prefiere quedarse en casa sin hacer nada antes que ir a la escuela, y su hija de 24 años, Cristal, ya está manipulando el sistema para recibir beneficios.

La joven admite que ha seguido los consejos de su madre para maximizar el dinero de los subsidios; de hecho, vive separada del padre de sus hijos para poder calificar como beneficiaria.

Sin duda alguna, ésta es una historia que le produciría vergüenza a muchos, pero no es el caso de Mandy, quien se siente realmente orgullosa de haber logrado vivir a expensas del estado inglés durante tantos años.

Algunos critican el hecho de que existan tales subsidios que designan el dinero de los contribuyentes para pagar los gastos de aquellos que no tienen ningún interés de encontrar un empleo y hacerse cargo de sus propias responsabilidades.

¿Tú qué opinas?

Quizá te interese: Inmigrante desempleado con 8 hijos rechazó una casa gratuita de 5 dormitorios: "Es demasiado pequeña"