VIDA REAL

Aunque el tiempo pasó, Ana Bárbara sigue manteniendo una estrecha relación con la hija de Mariana Levy

Date December 26, 2019 21:00

Ana Bárbara estuvo casada con José María Fernández El Pirru durante cuatro años, sin embargo, su romance inició tiempo antes, cuando él aún se encontraba casado con la fallecida Mariana Levy.

Cuando la actriz murió, el 29 de abril de 2005, Fernández y Ana Bárbara formalizaron su relación y se mudaron juntos con los hijos que él había procreado con su primera esposa.

Desde entonces, la cantante se hizo cargo de José y Paula, hijos de la fallecida actriz, quienes crecieron rodeados de su amor. Y a pesar de que en 2010 se divorció de José María Fernández, la relación no cambió y continuó manteniendo lazos muy estrechos con ellos.

Aunque el tiempo ha pasado, la cantante ha dejado ver, a través de su cuenta de Instagram, el profundo amor que la sigue uniendo a Paula. Por ejemplo, este fue el caso de una foto en la que aparece abrazándola y dándole un beso. Además, agregó un dulce mensaje:

Te amo, Paula, y tenerte en mi vida es una bendición. Te extraño.

"Eres una gran mujer".

Por supuesto, los seguidores de la artista no se cansan de demostrarle su admiración por haber generado una relación tan profunda con los hijos de su ex pareja:

Nattalia Borges. Eres una gran mujer, qué hermoso amor.

Amemtzsa. Eres una gran mujer y una madre ejemplar.

Liliancanales. ¡Bendecidas! Paula por tenerte a ti y tú por tenerla a ella Amor del bueno.

Roxanaelhage. Qué bien y qué generosa que eres Ana Bárbara con la hija de Mariana Levi y que niña para parecerse a su mamá. Dios te bendiga Anita tu tambien eres hermosa y que dulce vos tienes para cantar.

La hija menor de Mariana Levy tiene 17 años y ya suma más de 75 mil seguidores en Instagram, quienes no pierden la oportunidad de contemplar su impresionante belleza en cada foto que publica.

Ana Bárbara nunca ha hecho distinciones entre sus hijos y los de Mariana Levy y, sin duda, el gran amor que les tiene sólo demuestra su gran calidad humana, ¿no lo crees?