VIDA REAL

Familia busca crear conciencia después de que su hijo quedara paralizado por culpa de una manzana

Date October 28, 2019 21:30

Un niño pequeño se atragantó con un pedazo de manzana mientras estaba en la guardería Little Lights Kindy de Rotorua, y el terrible incidente lo dejó incapaz de volver a caminar por el resto de su vida.

Además de todo, también tendrá dificultades para hablar o tragar normalmente.

El caso de Neihana Renata.

Se trata de Neihana Renata, quien tenía un año, dos meses y vivía en Rotorua, en la isla norte de Nueva Zelanda, cuando ocurrió la tragedia.

Esto sucedió tan rápida e inesperadamente que ninguna de la maestras estaba preparada para enfrentar la situación.

Quizá te interese: Su niño de 4 años murió por una cucharadita de canela. Ahora tiene un mensaje para otras madres

Todos los pequeños fueron alimentados con pequeños trozos de manzanas, pero una maestra notó que Neihana estaba teniendo problemas para respirar, pues se había atragantado.

Un primer maestro intentó sacarle la manzana mientras que el otro le dio respiración boca a boca para ayudar, pero todo fue inútil, el pequeño tuvo un paro cardíaco.

El pequeño entró en paro cardiaco durante 30 minutos, y el oxígeno no le llegó debidamente al cerebro, provocándole una parálisis cerebral severa.

Lo llevaron al hospital y tuvo que estar dos semanas en terapia intensiva, con dos meses más en guardia, sin embargo, el daño ya era irreparable

Ahora Neihana no puede caminar, hablar o alimentarse por cuenta propia y necesitará ayuda permanente para moverse y tratar de tener una vida lo más normal posible.

Quizá te interese: La tragedia que vivió con su hijo de 3 años la inspiró para tratar de salvar a otros de morir ahogados

Si bien el Ministerio de Educación lo registró como "un incidente", no se sintió obligado a hacerlo público, alertar al sector de la guardería o publicar mensajes sobre las pautas de seguridad alimentaria para bebés y niños pequeños.

Por esa razón, los padres y la hermana gemela de Neihana decidieron tomar cartas en el asunto.

La familia entera presentó su caso ante los medios de comunicación y así contaron su trágica experiencia para prevenir a más familias sobre los peligros que pueden causar ciertos alimentos en los niños, sobre todo cuando no están bien cortados.

Con el ejemplo de Neihana expuesto, buscan que las autoridades tomen las medidas pertinentes para asegurarse de que las guarderías y centros escolares tengan un mejor cuidado a la hora de alimentar y cuidar a los pequeños, para así evitar futuros accidentes.

¿Cómo ayudar a un niño que se está ahogando?

Para ayudar a un pequeño que se está ahogando, lo primero es verificar si está inconsciente. En caso contrario, hay que aplicar el RCP inmediatamente y ver si es posible remover el objeto que está atorado.

Si está consciente, pero no respira, las acciones deben ser distintas.

Familia busca crear conciencia después de que su hijo quedara paralizado por culpa de una manzanawowsty / Shutterstock.com

¿Qué hacer cuando un niño menor de un año no puede respirar?

  1. Sostener al niño boca abajo en el antebrazo, apoyado por el muslo. Mantener su torso más alto que la cabeza.
  2. Dar 5 palmadas contundentes utilizando la mano libre, de modo que estas caigan entre los omóplatos.
  3. Girar el niño hacia arriba sujetando su cabeza y cuello. Si el objeto no está fuera todavía, avanzar al siguiente paso

    Familia busca crear conciencia después de que su hijo quedara paralizado por culpa de una manzanablackeagleEMJ / Shutterstock.com

  4. Mantener al niño sobre una superficie firme (puede ser el antebrazo de nuevo, descansado en la rodilla). Colocar dos o tres dedos en el centro del esternón del niño (el hueso largo y plano ubicado en la parte central del tórax) y empujar rápidamente hasta cinco veces.
  5. Repetir los golpecitos en la espalda y empujar el pecho hasta que salga el objeto.

Familia busca crear conciencia después de que su hijo quedara paralizado por culpa de una manzanaOle_CNX / Shutterstock.com

Gracias a la historia de Neihana y al esfuerzo que han realizado sus padres por darle luz a su experiencia, las medidas de alimentación de preescolar comienzan a cambiar para generar una verdadera diferencia en la seguridad de los niños.

¿Ya sabías del enorme riesgo que un simple pedacito de manzana puede representar para un niño?

Quizá te interese: Sin saber lo que hacía, esta adolescente tomo las medidas necesarias para salvar la vida de su maestra


Este artículo es netamente con fines informativos. No se automedique y siempre consulte a un profesional de la salud certificado antes de usar cualquier información presentada en el artículo. El consejo editorial no garantiza ningún resultado y no se hace responsable de los daños que puedan derivarse del uso de la información indicada en el artículo.