TRUCOS

Colchones sin manchas ni olores: 5 trucos caseros y económicos para dejarlos impecables

Date December 6, 2019 00:03

Los colchones son uno de los lugares de la casa en los que pasamos más tiempo al día, sin embargo, limpiarlos no suele ser una tarea que realicemos con demasiada frecuencia, ¿no crees que es una verdadera contradicción?

Cuando los colchones están sucios, son el hogar ideal para bacterias y ácaros que se juntarán con el polvo, los restos de comida y las células muertas de nuestra propia piel. Por esta razón, es necesario hacerles una limpieza profunda al menos dos veces al año.

¿Cómo limpiar adecuadamente tus colchones?

1. Quita todo y pon a lavar las sábanas.

Así ahorrarás tiempo y al final tendrás todo limpio y listo para estrenar. Usa las opciones más calientes permitidas de acuerdo con cada tipo de tela, para matar todos los ácaros y bacterias presentes.

2. Aspira el polvo.

Si tienes un vaporizador, puedes usarlo antes para matar a los ácaros de la superficie y, luego, con una aspiradora quita el polvo de la parte superior y de los lados del colchón.

Colchones sin manchas ni olores: 5 trucos caseros y económicos para dejarlos impecablesColchones sin manchas ni olores: 5 trucos caseros y económicos para dejarlos impecablesBunphot Kliaphuangphit / Shutterstock.com

3. Elimina las manchas.

Con una cucharada de jabón lavaplatos y 2 de agua oxigenada (peróxido de hidrógeno) podrás elaborar la "fórmula mágica" de la limpieza. Aplícala sobre la superficie del colchón con una cuchara y con un cepillo de dientes viejo frota sobre la mancha.

Luego, quita el exceso de líquido con un paño húmedo y verás como quitarás la mayoría de manchas de alimentos, bebidas y suciedad en general.

Colchones sin manchas ni olores: 5 trucos caseros y económicos para dejarlos impecablesColchones sin manchas ni olores: 5 trucos caseros y económicos para dejarlos impecablesEvgeny Kabardin / Shutterstock.com

4. Elimina los malos olores.

Para esta tarea, existen varias alternativas según la intensidad de los olores o la frecuencia de limpieza.

  • Bicarbonato de sodio.

Espolvorea generosamente por toda la superficie y deja actuar al menos por media hora (mientras más tiempo mejor) y luego aspíralo. No solamente quitarás los malos olores sino que también eliminarás ácidos y absorberá los líquidos que queden del limpiador aplicado anteriormente.

Colchones sin manchas ni olores: 5 trucos caseros y económicos para dejarlos impecablesColchones sin manchas ni olores: 5 trucos caseros y económicos para dejarlos impecablesTrucos para limpiar y desmanchar tus colchones con ingredientes fáciles de encontrar y baratosKonstantin Yolshin / Shutterstock.com

  • Bicarbonato de sodio + aceites esenciales.

Si además de quitar los malos olores también quieres darle un aroma diferente a tu colchón, mezcla el bicarbonato que con 5 gotas del aceite esencial de tu preferencia. Para que no se haga una masa, viértelo primero sobre un tamiz antes de aplicarlo.

  • Aerosoles desinfectantes.

No son los productos más saludables, pero te pueden salvar de un apuro y no dañan las telas. Entre períodos de limpieza puedes 'refrescar' con una pequeña cantidad de bicarbonato sobre la tela por 15 minutos y luego, simplemente, aspira.

5. Deja que se seque.

Abre las cortinas para que pase la luz del sol y deja que el colchón pueda secarse de los líquidos aplicados. De lo contrario, estos podrían mantenerse en el interior y favorecer la formación de moho.

6. Voltéalo cada 3 o 6 meses.

Esto hará que tenga un desgaste uniforme a cada lado y se mantenga mejor. Ten en cuenta que no solo debes voltearlo, sino también moverlo horizontalmente para que el extremo donde se suele dormir no quede más hundido.

7. Usa protector de colchones.

Estas fundas plásticas son muy prácticas para evitar que se llenen de líquidos. Además, así absorberán menos polvo y suciedad.

Luego de terminar con este lavado a profundidad, podrás colocar nuevamente tus sábanas y edredones recién lavados. Así podrás disfrutar de una cama impecable, sin malos olores ni riesgos para tu salud.


Este material es suministrado solamente con fines informativos. Algunos de los productos y elementos discutidos en este artículo pueden causar una reacción alérgica y dañar su salud. Antes de usarlos, consulte con un técnico o especialista certificado. Los editores no son responsables de ningún daño u otras consecuencias que puedan ser generadas por el uso de los métodos, productos o elementos descritos en este artículo.