ESTILO DE VIDA Y TENDENCIAS

Fue robado de la cuna y devuelto a sus padres: 55 años después, supo que era la familia equivocada

Date September 3, 2019 02:49

A la edad de 10 años, Paul Joseph Fronczak encontró un viejo recorte de diario en casa de sus padres que pertenecía a sus primeros días de vida, y así descubrió una noticia sorprendente: él había sido secuestrado a solo unas horas de su nacimiento.

Bebé robado del hospital.

Con el paso de los años, la curiosidad fue en aumento, así que decidió investigar la historia de su secuestro, pero lo que nunca imaginó fue que sus hallazgos lo llevarían a descubrir una verdad aún más increíble.

Quizá te interese: La mujer más pequeña de la historia fue mexicana y casi nadie conoce su historia llena de explotación

La historia de un bebé robado al nacer.

El hijo de Dora y Chester Fronczak nació en Chicago, Estados Unidos, en abril de 1964. Al día siguiente, una enfermera le pidió a la madre que le permita hacer unos estudios médicos al pequeño, pero resultó ser una impostora que se lo robó.

Poco después, 175.000 trabajadores postales y 200 policías revisaron cientos de casas sin encontrar la más mínima pista de su paradero.

Sin embargo, su suerte cambió dos años más tarde, cuando fue hallado abandonado en un centro comercial de Newark, en el estado New Jersey y fue devuelto a la familia Fronczak.

Pasaron los años, Paul Fronczak creció e incluso formó su propio hogar, pero había una duda que no lo dejaba en paz: de algún modo extraño, él no se sentía parte de su familia. Por eso decidió investigar su historia con mayor profundidad.

Quizá te interese: Un genio "loco": La trágica historia de John Nash que no fue representada en la película

Logró convencer a Dora y Chester Fronczak de realizarse una prueba de ADN, un análisis que en la época de su secuestro aún no existía, y fue así como descubrió que no tenía ningún parentesco genético con ellos.

A través de diferentes detectives privados pudo descubrir que su nombre era Jack Rosenthal y que era seis meses mayor de lo que pensaba.

Sus padres biológicos habían sido una mujer alcohólica y un veterano de guerra muy perturbado que lo habían abandonado negligentemente junto a su hermana melliza en el centro comercial donde fue encontrado.

A partir de entonces, este hombre decidió asumir una misión en la vida: a él no le interesaba encontrar a sus padres, pero no descansará hasta dar con el paradero del hijo biológico de Dora y Chester y de esa hermana melliza que tenía en algún lugar del mundo.

Es increíble cómo fue que la intuición llevó a este hombre a encontrarse con una verdad tan sorprendente.

Solo esperamos que pueda encontrar a su hermana biológica y al hijo de sus padres adoptivos, para que pueda finalmente ponerle fin al enigma, ¿estás de acuerdo?

Quizá te interese: Una niña de 11 años evitó ser secuestrada gracias a una palabra clave que su mamá le enseñó