ESTILO DE VIDA

¿Qué le pasó?: El día que Melanie Griffith dejó al mundo con la boca abierta por su nuevo rostro

Date November 16, 2019 00:37

Hay ciertos artistas que abusan tanto de las intervenciones quirúrgicas de orden estético que pueden llegar incluso a alterar la construcción facial con la que alguna vez los conocieron. Casos hay millones, sobre todo en Hollywood, donde la perfección de cuerpo y rostro constituye uno de los factores esenciales en la receta mágica del éxito y, para aquellos que ya lo consiguieron, mantener su apariencia es crucial a fin de evitar críticas y olvido por parte del público.

Melanie Griffith nació en el año 1957 y, a lo largo de su vida, el público la aclamó constantemente por su belleza, pero sobre todo, por el rostro tan angelical que tenía cuando era joven.

Luego de su separación y posterior divorcio del actor español, Antonio Banderas, Melanie había desaparecido del ojo público No obstante, reapareción cuando Dakota Johnson, su hija mayor fruto de su matrimonio con Don Johnson, saltó a la fama luego de interpretar a Anastasia Steele en la famosa saga 50 Sombras de Grey. Algunos medios comentaron el cambio que estaba sufriendo la cara de Melanie, pero la noticia nunca pasó a mayores.

No obstante, el empresario austríaco Richard Lugner, conocido por llevar una artista internacional distinta cada año al Baile de la Ópera de Viena, decidió otorgarle la invitación a Melanie en esta oportunidad y, cuando la estrella hizo aparición en el lugar, todos parecían muy impactados por el cambio sustancial que había sufrido su rostro.

Como es usual, los comentarios con respecto al tema empezaron a abundar y la hipótesis predominante era que la artista hacía abusado de las cirugías plásticas en su cara, lo que la había llevado a quedar prácticamente irreconocible.

Sin embargo, la versión oficial, confirmada por la misma Griffith, es que lucha ferozmente con un cáncer de piel desde el año 2009, por lo que se había visto forzada a someterse recientemente a otra intervención con la finalidad de erradicar las células cancerígenas de su piel. De hecho, en algunas de las fotos se puede observar la cicatriz que le quedó a la actriz producto de la intervención.

A pesar de que su lucha contra el cáncer no es fácil, aunada a los comentarios amarillistas, la estrella no se deja acomplejar y trata de seguir disfrutando de la vida, así como del orgullo que siente por el éxito rotundo de su hija.

Si bien el camino ha sido arduo para ella y su familia, no caben dudas de que la actriz podrá salir adelante y seguirá disfrutando de los frutos de su espectacular carrera, ¿no te parece?