ESTILO DE VIDA

Karyme Lozano, la actriz mexicana que cambió su vida por seguir sus creencias religiosas

Date December 5, 2019 00:32

Karyme Lozano es una de esas inolvidables actrices mexicanas de telenovelas que solo con ver su rostro, nos vienen a la mente varios de los clásicos de este género de entretenimiento televisivo.

La fama de Karyme tiene raíz en sus novelas: Confidente De Secundaria (1996), Tres Mujeres (2000), Niña Amada Mía (2003) y, sobre todo, con Pueblo Chico, Infierno Grande (1997), una de sus participaciones más importantes.

La carrera de Karyme.

La carrera de la actriz parecía perderse de vista, y así habría sido si ella no hubiese tomado una decisión extrema, pero muy respetable.

Todo comenzó con el triste y sentido fallecimiento de su padre, en 2009, quien murió inesperadamente de un terrible cáncer, hecho que afectó mucho a la actriz.

Tras la muerte de su progenitor, Karyme tomó una decisión radical que cambió su vida y las de todos los que la rodean desde ese entonces.

Prometí no volver a hacer ningún proyecto que ofenda ni a Dios, ni a la mujer, ni a los latinos.

Esta fue la promesa que hizo Karyme Lozano, quien después de la muerte de su padre se convirtió en una devota seguidora de la religión católica.

Su devoción y sus convicciones la han llevado a alejarse de las pantallas, ya que ella misma afirma que se le hace complicado poder encontrar proyectos de melodramas que no sean ofensivos para las promesas que le hizo a Dios.

Y, si bien su carrera artística no se detuvo por completo, cada vez le más difícil encontrar papeles en telenovelas que cumplan con sus válidos requisitos que ella misma prometió cumplir.

Desde la muerte de su padre ha participado en Quiero amarte (2013-2014) y El talismán (2012).

Es probable que ya no la volvamos a ver en las producciones de más renombre y fama.

Pero no cabe duda de que su decisión personal es realmente respetable y se nota que está teniendo una vida plena y feliz junto a su pareja e hija, con quienes comparte su amor por lo espiritual.

Y, sin importar si se esté de acuerdo o no con los principios religiosos de Karyme Lozano, es realmente de aplaudir su decisión de abandonar todo por lo que ella considera que es correcto y lo que será mejor para su vida.

Ella solo ha puesto su bienestar espiritual muy por encima de la fama y el dinero, ¿estás de acuerdo?

Quizá te interese: Martha Figueroa reveló el capítulo más doloroso de su vida: el fallecimiento de su primer hijo