ESTILO DE VIDA

De trabajar en Televisa, a un puesto callejero: así se gana la vida ahora este recordado villano de la TV

Date December 3, 2019 00:58

Carlos Miguel es un nombre muy recordado en la televisión mexicana por sus papeles de villano en producciones como Dos mujeres, un camino, Volver a empezar o Mujer de madera.

Carlos Miguel, el villano más querido.

Gracias a su participación en algunos de los más exitosos melodramas de Televisa, Carlos alcanzó una gran popularidad principalmente en las décadas de los 80 y 90.

Su última aparición en un telenovela se dio entre 2013 y 1014 en Libre para amarte, programa producido por Emilio Larrosa y protagonizado por la cantante Gloria Trevi junto a los actores Eduardo Santamarina y Gabriel Soto. Pero después de eso, nunca lo volvimos a ver.

¿Qué pasó con la carrera de Carlos Miguel?

No es de sorprender que las grandes empresas mexicanas hagan recortes de personal y Televisa no es la excepción. De modo que al presentar cambios internos de manera inesperada, la compañía se vio forzada a despedir a Carlos Miguel.

Tras abandonar los escenarios, Carlos encontró una nueva forma de sobrevivir en la gran ciudad y ésta no deja de sorprender a los mexicanos: actualmente el exactor se dedica a vender tacos en un puesto callejero en la estación Chabacano del Metro.

Lo más curioso de todo, es que cuando el mundo se enteró de su nueva profesión, Carlos contó que estaba a punto de vender su negocio porque no le estaba generando ganancias. Por suerte, su declaración fue vista por su amigo, Fernando Lucio, y su suerte mejoró.

Fernando decidió unirse a Carlos como socio, invirtió en su puesto de comidas y lo reinauguraron con mucho más entusiasmo, por lo que parece que la vida del ex actor, finalmente dio un giro positivo.

Otra historia de fama y calle.

Carlos Miguel no es el único que probó las mieles de la fama y se quedó sin ellas en un abrir y cerrar de ojos, esto le sucedió también a un descendiente de un gran linaje de importantes actores. Se trata de Carlos Peniche, hijo de la actriz Alejandra Peniche y sobrino de Arturo y Flavio.

Debido a un problema con su esposa, quien lo desterró de su casa y le quitó todas sus pertenencias, el hombre pasó a vivir en las calles como un indigente, sumido además en una terrible depresión.

Por suerte, cuando su historia se hizo pública en 2018, comenzó a recibir el apoyo de muchas personas en diferentes lugares del mundo y pudo salir de las calles para retomar su carrera como actor.

No cabe duda de que la vida puede cambiar en un abrir y cerrar de ojos, y quienes parecen tenerlo todo, de un dia para otro pueden quedarse sin nada. Esperamos que tanto a Carlos Miguel como a Carlos Peniche, la vida les sonría una vez más.