ENTRETENIMIENTO

Carmen Villalobos no pudo filmar una escena en particular tras la muerte de su padre

Date October 24, 2019 03:33

A sus treinta y cinco años, Carmen Villalobos es una de las actrices colombianas con mayor reconocimiento en su país y en el extranjero. Gracias a su brillante recorrido en la televisión y especialmente a su participación en la serie Sin senos no hay paraíso, hoy se encuentra en el punto más alto de su carrera y aún va por más.

Sin embargo, en 2017 vivió una de las más grandes penas que una persona puede sufrir: el fallecimiento de su padre, Pedro Villalobos.

Todo comenzó cuando el progenitor de Carmen sufrió un derrame cerebral en Bogotá, Colombia, ciudad donde él residía y donde precisamente ella se encontraba trabajando por esos días en las grabaciones de Sin senos no hay paraíso.

Él fue internado de urgencia y permaneció en cuidados intensivos durante una semana. Carmen aprovechó su presencia en la ciudad para visitarlo y acompañarlo cada día durante su hospitalización, así como para estar al tanto de los informes médicos.

Desafortunadamente, trascurridos ocho días del derrame, Pedro falleció y la actriz se enfrentó a una de las más grandes penas de toda su vida. Por eso se vio obligada a pedir unos días de licencia en su trabajo antes de regresar a las grabaciones.

Sin embargo, nunca sospechó lo que iba a encontrar a su regreso. La primera escena con la que se encontró fue precisamente la de un entierro, un golpe que su corazón no pudo soportar en ese preciso momento. Según dijo a Tv y Novelas:

Fue la primera vez que les dije: “¡Sáquenme, se los pido, por favor!”. Entendieron que no pudiera con la escena de mariachis, en el cementerio, el ataúd y demás.

Por suerte, la producción de la serie comprendió la situación difícil por la que atravesaba la actriz y, a pesar de la gran pena que ella sigue llevando en su corazón, pronto pudo volver a trabajar de la manera habitual. Según expresó en su cuenta de Instagram:

Hoy solo tengo palabras de agradecimiento para ti, feliz de saber que te fuiste tranquilo, y que solo tengo que cerrar mis ojos cada vez que quiera recordarte.

Gracias a su gran valentía, Carmen sigue adelante en el mejor momento de su carrera y prepara su boda con Sebastián Caicedo, quien ha sido su compañero de vida durante más de 10 años. Definitivamente, es una mujer llena de talento, pero también de una gran fortaleza ¿no lo crees?