ANIMALES TIERNOS

Anciano preocupado llevó su perro al hospital de humanos: conmovidos, los médicos no se negaron a atenderlo

Date November 6, 2019 23:40

La amistad de los perros y los seres humanos se remonta a más de 10.000 años, y es por eso que los caninos se han adaptado paulatinamente a los hábitos de las personas y se han convertido en sus fieles compañeros.

Anciano preocupado llevó su perro al hospital de humanos: conmovidos, los médicos no se negaron a atenderloChirtsova Natalia / Shutterstock.com

Según un estudio reciente de la Universidad de Melbourne, esto se debe a la oxitocina, conocida también como la hormona del amor, la cual se encuentra presente en todos los mamíferos y podría ser la explicación del vínculo tan especial que existe entre los perros y las personas.

Anciano preocupado llevó su perro al hospital de humanos: conmovidos, los médicos no se negaron a atenderloLook Studio / Shutterstock.com

Quizá te interese: Perrito vivió encadenado por años: ahora que lo liberaron, lo llevaron a conocer el mar (Video)

Llevó su perro al hospital de humanos.

Recientemente, gracias a la cuenta Amigos de Lucho, en Facebook, nos enteramos que un humilde anciano de Huejotzingo, México, demostró lo poderosa que puede ser esta unión con un acto de cariño sincero hacia su perro.

Todo ocurrió cuando el hombre llegó hasta un hospital de humanos, con su perro envuelto en una bolsa de rafia, mientras pedía a los doctores que por favor lo atendieran.

Como es lógico, los médicos estuvieron a punto de indicarle que ese hospital no era el lugar para atender al perro y que debía dirigirse hacia una clínica veterinaria, sin embargo, hubo algo que los detuvo.

Quizá te interese: Este es Bruno y es un perro salvavidas que se ha convertido en superhéroe

Con humildad y sincera preocupación en su mirada, el hombre les pidió que por favor salvaran la vida de su perro y les preguntó cuál sería el precio de la consulta, explicándoles:

Tiene diarrea, está desguanzado (desganado) y no quiere comer. Apenas toma agua, se queja bajito y está muy tristito.

Ante semejante solicitud, el cuerpo médico simplemente no se pudo negar.

Entre varios profesionales, revisaron al pequeño y descubrieron que tenía una infección, por lo que decidieron tratarlo con antibióticos y darle una bebida hidratante.

Finalmente, el perro empezó a mostrar mejoría y el anciano dejó caer algunas lágrimas de agradecimiento y emoción por no haber perdido la compañía de su amigo.

Ante esta reacción, los médicos se conmovieron de tal forma que incluso le ofrecieron que regresara en caso de que su mascota volviera a sentirse mal.

Esta maravillosa historia nos demuestra el fuerte vínculo que puede existir entre una persona y su mascota, una unión que suele ser tan importante como la de un padre y un hijo.

Por fortuna, la historia de este noble hombre tuvo un final feliz y eso no lleva a pensar en esos médicos que escucharon a su corazón y decidieron ayudarlos: ¡gracias!

Quizá te interese: Estudio demuestra que las mujeres duermen mejor con un perro que con su pareja