NOTICIAS DE LA REALEZA

De vuelta a la plebe: Letizia tendrá que vestirse sin ayuda tras ser abandonada por su estilista

Date January 15, 2020 01:13

Era el 2015 cuando Letizia, con apenas un año en el trono, se cruzó en su camino con Eva Fernández, estilista de Cosmopolitan que con su personalidad afable, preferencias similares y un gusto exquisito por la moda, consiguió sin mayor esfuerzo que la Reina hiciera de todo para llevarla hasta la Zarzuela y convertirla en su puente entre marcas.

En un principio, las expectativas por el trabajo de Eva en Palacio eran muy altas, pues se desconocía si fuese capaz de modernizar a Letizia o peor aún, se dudaba que pudiera cumplir sus obligaciones al pie de la letra. Pero para sorpresa de todos, no solo lo consiguió, sino que hizo de la monarca la mejor vestida del 2017.

Una relación que acabaría.

Con el paso de los años, las afinidades entre Eva y Letizia hicieron que más allá del trabajo, creciera una amistad excepcional capaz de hacerle ver a la Reina todas las ventajas de portar marcas de renombre internacional, por lo que lograron una dupla inigualable de estilo en la familia real, hasta hace poco.

Fernández supo llevar su vida privada con la máxima discreción para jamás apartar la atención de Letizia, motivo por el cual sorprendió su retiro repentino tras pedir una licencia de maternidad para recibir a su primer hijo al lado de Leo Rico.

La ausencia de la estilista pondrá de cabeza a Letizia por medio año en el que deberá apañárselas sin los consejos de su mano derecha a la hora de vestir y además, tendrá que enfrentar de forma diferente las ofertas incesantes de las marcas suplicantes por verla en sus diseños, cuando Eva era la designada oficial de esa tarea.

Tal vez encuentre sustituto.

No se han dado noticias sobre la acción que tomará Letizia ante el abandono de Eva, pues podría contratar a alguien más, como lo hizo en su momento Kate Middleton, quien deslumbró con el trabajo hecho por Virginia Chadwyck-Healey, exeditora de Vogue UK, encargada de sustituir a su estilista de cabecera durante otra licencia de maternidad.

O tal vez, la Reina de España haya quedado tan encantada con el trabajo de Eva, que esperará por su regreso sin buscarle sustituto, aún con el riesgo latente de tirar por la borda los avances hechos en su armario a lo largo de los años. Aunque sin duda, Letizia ha demostrado tener toda la capacidad para decidir sin ayuda sus atuendos, por lo que quizá, logre sobrevivir a la ausencia de su estilista sin consecuencias fatales en sus estilismos.