ATUENDOS DE LA REALEZA

De edredones a cortinas: la serie de atuendos desafortunados de la princesa Victoria de Suecia

Date December 13, 2019 19:10

A lo largo de los años, la princesa Victoria de Suecia ha logrado destacar por su estilo único para vestir, el cual, a diferencia de otras mujeres de la realeza como Kate Middleton o la reina Letizia, siempre sorprende por sus elecciones peculiares que la han vuelto inconfundible.

En lugar de optar por prendas seguras y colores atemporales, a Victoria no le da miedo arriesgarse con atuendos fuera de lo común, colores brillantes, así como vestidos que cualquier otra mujer —de la familia real o celebridad— jamás se atrevería a usar.

Los ejemplos más recientes del estilo tan peculiar de la Princesa llegaron con los Premios Nobel, pues es una de las celebraciones en las que hay más refinamiento y la realeza debía dar el máximo ejemplo de su buen gusto, aunque Victoria ha dividido opiniones con su vestido indescriptible.

Ataviada en un modelo strapless con escote corazón, de tela gruesa y bordados intrincados, Victoria consiguió robarse las miradas de la premiación, pero porque su vestimenta tenía cierto parecido con ropa de cama, más que con un modelo de alta costura.

A pesar de que la Princesa sueca portaba la tiara Fringe, una de sus favoritas, pues contiene 47 diamantes que simulan los rayos del sol, complementada por aretes y collar también de diamantes, no fueron suficientes para apartar la mirada de su vestido firmado por Selam Fesshaye.

De edredones a cortinas: la serie de atuendos desafortunados de la princesa Victoria de SueciaGetty Images / Ideal Image

Después de un atuendo tan particular, se pensaba que, en la segunda noche de gala de la premiación, Victoria se resarciría con un modelo impecable; sin embargo, volvió a dividir opiniones, pues el nuevo vestido firmado por Par Engsheden tampoco favoreció su imagen.

El atuendo en satín rígido rojo presumía mangas voluptuosas y un moño grande al cuello que acapararon la atención, pero no lograron hacer que la Princesa pudiera brillar por su buen gusto.

No obstante, sin importar la racha de atuendos desfavorecedores, Victoria dejó claro que su estilo peculiar no va a cambiar y seguirá arriesgándose en cada ocasión que tenga oportunidad.