ESTILO DE VIDA DE LA REALEZA

Doña Sofía, destrozada: pruebas de ADN confirmarían que Don Juan Carlos tiene un hijo ilegítimo

Date December 4, 2019 20:11

A lo largo de su reinado, Juan Carlos I siempre se mostró como el patriarca indiscutible de su familia. Un hombre ejemplar, un Rey firme, un padre estricto y un esposo que parecía tener siempre todo bajo control a pesar de los escándalos que se alzaron en más de una ocasión.

Doña Sofía, destrozada: pruebas de ADN confirmarían que Don Juan Carlos tiene un hijo ilegítimoGetty Images / Ideal Image

Una de las polémicas que causó más revuelo en la corona española, sin duda fue el supuesto hijo ilegítimo de Don Juan Carlos, un tal Alejandro Solá, de 62 años, quien asegura que ha sido la CNI la encargada de revelarle su verdadera procedencia y ahora, las pruebas podrían salir a la luz.

De acuerdo con el testimonio del hombre, que siempre se ha sentido parte de la familia real, se le hicieron las pruebas de ADN en 2007 a petición de agencias de inteligencia de España y los resultados afirman que tiene un 99.9% de coincidencia con los genes que se supone, pertenecen a Don Juan Carlos.

Además, entre sus anécdotas, Solá asegura que la CNI ha estado tras él por años y dice que su “padre” le contestó una de las 90 cartas que le envió:

Yo había pedido una ayuda para mi madre adoptiva para que pudiera entrar en un geriátrico porque había mucha cola. Y probé y le pedí el favor. Y curiosamente me llegó una carta con paquete azul, de la Casa de su majestad el Rey con el escudo y todo. Y ponía: 'respuesta a la carta del 27 de abril de 2007, despachado por su majestad'. Un papel oficial con un papel grueso. Si tú no quieres reconocerlo, no contestas. Ordenaba que lo vieran los servicios sociales de la Generalitat de Cataluña. Y estaba firmado por Saénz de Heredia, la número dos de Zarzuela. Cumplió.

Además, Alejandro afirma que Vicente Montpellier, pariente en Bélgica del Rey Emérito, desde siempre le ha llamado “primo” y años atrás, cuando se confirmó su supuesta relación con Juan Carlos, fue acorralado para renunciar a la Corona, aún cuando ni siquiera tenía intenciones de pelear por el trono de España.

Tras las aseveraciones de Solá y la certeza con la que anuncia la develación de las pruebas de ADN, Doña Sofía debe encontrarse devastada, pues aunque a lo largo de décadas junto a Don Juan Carlos conoce mejor que nadie las virtudes y defectos de su esposo, saber que hubo otra mujer antes que ella, no dejará de ser un golpe que incluso podría poner en riesgo su matrimonio.