Beatriz Gutiérrez rechazó el título de "Primera Dama", pero tiene muy claro cuáles serán sus funciones

México y el mundo han quedado revolucionados ante las elecciones presidenciales en las que resultó electo Andrés Manuel López Obrador. Más allá de los cambios en materia económica y social que se puedan producir a partir del cambio de gobierno, hay un elemento que ha causado bastante polémica en el tema de vocativos y títulos oficiales propios de las figuras emblemáticas del estado. Beatriz Gutiérrez Müller, esposa del presidente electo, ha renunciado a su nombramiento como "primera dama".

La escritora y comunicadora social sostuvo que no le interesa llevar este título por considerarlo clasista y denigrante para la mujer. De hecho, Gutiérrez ha presentado la propuesta para que se elimine definitivamente este título concedido regularmente a las mujeres esposas de los presidentes. Para Gutiérrez, su idea está clara:

No hablo de una esposa que se convierte en una sombra complaciente, silenciosa, dócil ante un sistema que perpetúa las desigualdades. Hablo también de una compañera que está en las buenas y en las malas. Al lado, atrás, delante, pensando y haciendo de manera crítica y constructiva. Y haciendo lo suyo también.

En este sentido, la esposa del futuro mandatario se ha manifestado a través de su cuenta en Facebook para explicarle a sus seguidores cuáles serían las funciones que desempeñaría tomando en cuenta su rechazo al título en cuestión. En el texto publicado, se puede leer lo siguiente:

Efectivamente, no seré Primera Dama de México. Ya antes he dado mis razones. Por lo tanto, tampoco la presidente honoraria del DIF ni de ninguna otra institución pública federal, estatal o municipal.

Quizá te interese: “No hay mujeres de primera ni de segunda”: Beatriz Gutiérrez Müller no quiere ser llamada “primera dama”

En cuanto al DIF, el Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia, Gutiérrez lo describió como un área más del gobierno, la cual pasará a formar parte del sector de la salud y aseguro que lo dirigirá una persona con la capacidad necesaria para desempeñar una responsabilidad semejante.

En general, la mujer explicó que estaría dispuesta a servir a la nación en todas las áreas que le sean posibles sin necesidad de limitarse debido a sus funciones como primera dama. En su opinión, su función en ser compañera del presidente y, para ella, “la compañera de un presidente debe participar en todo lo que pueda hasta un límite, eso es ser una compañera”.  Así pues, la publicación de Beatriz concluye con las siguientes palabras:

Estaré para servir a México en todo lo que pueda. En su momento, les platicaré de algunas contribuciones específicas que me gustaría llevar a cabo. De lo que sí estoy segura es de que seguiré siendo profesora universitaria, investigadora y escritora.

El rechazo tajante que ha manifestado Beatriz se fundamenta en la defensa de los derechos y las capacidades de las mujeres, pues que ella considera que no tienen que depender de un esposo para poder destacarse en sus acciones.  

Tenemos que creer más en nosotras y en nuestro poder. Defender lo que hacemos y contagiar al mundo masculino de nuestra mirada femenina. Nosotras decimos las cosas de otro modo. Es la hora de hablar con nuestro tono y nuestra intención. Vamos a feminizar la vida pública.

Todo parece indicar que sólo queda esperar a ver cómo maneja Beatriz sus funciones y cómo logra cambiar las perspectivas y normativas impuestas en el estado. En cualquiera de los casos, muchos están de acuerdo con el nuevo aire que la “compañera del presidente” pretende darle al país.

Fuente: Soy Carmín, CNN, Beatriz Gutiérrez Müller / Facebook

Quizá te interese: Beatriz Gutiérrez Müller y Andrés López Obrador: la historia de un gran amor que llega al poder