El amor, el Papa y la depresión: Katy Perry lo reveló todo en una entrevista muy íntima

Noticias

July 25, 2018 15:49 By Fabiosa

La superestrella Katy Perry se tomó unas horas en su apretada agenda durante su más reciente gira mundial para charlar con su buen amigo Derek Blasberg —periodista de la industria de la moda— sobre el amor, la vida durante una gira, su relación con la religión y cómo aprendió a lidiar mejor con la fama.

gettyimages

La entrevista completa, que no tiene pérdida, saldrá publicada en la edición de agosto de 2018 de Vogue Australia, pero, mientras tanto, te traemos unos vistazos para que conozcas más de cerca a este ídolo musical.

 

A post shared by Vogue Australia (@vogueaustralia) on

El Papa.

Generalmente, el Papa y las celebridades no se mezclan, pero en uno de esos giros inesperados que da la vida, la cantante estadounidense tuvo la oportunidad de conocer al Papa Francisco en abril de este año.

Tal cual como el título de una de sus canciones más populares, Californian Girls (las chicas de California) Katy nació en Santa Barbara, California, en una familia estrictamente católica. Este dato puede que te sorprenda —su primer hit internacional trataba sobre tener una relación con otra chica— pero, como la misma cantante explica, nunca abandonó su lado religioso, sino que era “un poco más secular, materialista y orientada a su carrera”.

 

A post shared by KATY PERRY (@katyperry) on

Ahora, en sus treinta, Katy admite que está enfocando su vida más en la espiritualidad. Tanto así, que llegó a conocer al máximo exponente de la Iglesia Católica, el Papa Francisco, en una entrevista privada a la que solo llevó a dos personas: su madre y su novio, Orlando Bloom.

Poco se sabe de qué hablaron, pero algo sí es seguro: la cantante estadounidense es “una fanática del papa Francisco” en parte, gracias a “la combinación de humildad, severidad y rechazo. Él es un rebelde, un rebelde por Jesús”.

Su novio, Orlando Bloom.

Casualmente, el mundo se enteró de la relación que existe entre el actor y la cantante en la visita que hicieron a Ciudad del Vaticano. Contrario a las relaciones pasadas de Katy, la intérprete de Fireworks ahora busca mantener su vida amorosa bajo perfil.

gettyimages

Esta decisión vino después de su traumático —y muy público— divorcio de Russell Brand en el 2012. A esto se le suma que, si somos honestos, la vida amorosa de los famosos suele opacar con creces los logros artísticos de las celebridades, algo que Katy quiere evitar de ahora en adelante.

gettyimages

“No quiero que sea el titular de una historia, porque disminuye su propósito” dijo al respecto. Además, la cantante especificó que “ama su relación, pero es solo una parte de mí”.

Quizá te interese: Katy Perry y Orlando Bloom están saliendo de nuevo… ¡Se han regalado una segunda oportunidad!

La fama.

Ah, la fama: no puedes vivir con ella, pero tampoco sin ella. Esta vil dama parece ser la cruz de los ricos y famosos, quienes invariablemente se ven afectados en algún momento por la presión que trae consigo ser una figura pública, y Katy no es la excepción.

La cantante explicó que decidió tomarse unas semanas para su bienestar emocional e inscribirse en el Instituto Hoffman de California, una institución que busca “ayudar a sus participantes a identificar comportamientos, estados de ánimo y formas de pensar negativos que desarrollaron inconscientemente y fueron condicionados en la infancia”, según su propia página web.

 

A post shared by KATY PERRY (@katyperry) on

Gracias a su estadía, durante el último año la cantante logró desarrollar las herramientas que necesitaba para lidiar con la presión del público y la depresión que la acompañó durante un tiempo cuando, de acuerdo con sus propias palabras, “puse mi validez en la reacción del público, y el público no reaccionó de la manera que yo esperaba... lo que me rompió el corazón”.

Ahora, Katy presume que su “alma tiene cimientos” construidos, en parte, gracias a su corazón roto y a su renovada conexión con “lo divino”.

Su gira.

En estos momentos, y hasta agosto, la cantante está trabajando arduamente en su cuarta gira mundial: The Witness Tour, una megaproducción que incluye fuegos artificiales, cañones de confeti, flamencos gigantes, acróbatas y, en resumen, todo lo que generalmente incluye un show de Katy Perry.

Si somos honestos, ir de gira para muchos suena como un sueño perfecto: lujos, fama y la oportunidad de conocer el mundo mientras haces lo que te apasiona. Sin embargo, la realidad es otra, ya que implica una dura disciplina y toneladas de dedicación para lograr mantener la misma energía desde el comienzo hasta el final.

De hecho, para Katy, la parte más difícil es la resistencia que demanda: es un concierto de dos horas donde la cantante es la protagonista y, para cuando la gira termine, habrá llevado a cabo 120 veces.

Para muestra, una grabación: Derek Blasberg publicó un video tras bambalinas donde muestra cómo Katy se prepara para salir de nuevo al escenario entre cambios de escena. El proceso es muy similar a las paradas técnicas que hacen los pilotos en la Fórmula 1 donde la velocidad es la clave del éxito.

 

A post shared by Derek Blasberg (@derekblasberg) on

De hecho, el proceso involucra una barra de metal a la que Katy se sujeta mientras un equipo de cinco personas le quitan el atuendo que usaba, le ponen el siguiente outfit, le cambian los zapatos, le retocan el maquillaje y el cabello e incluso le dan Gatorade, todo mientras un reloj hace la cuenta regresiva del tiempo que tienen para lograr el cambio: 120 segundos.

En el video, la cantante anuncia que “esto es lo que hacen las estrellas del pop cuando crees que están esperando tranquilamente detrás del telón”.

gettyimages

Entrevistas como ésta nos muestran el lado más humano de las celebridades que adoramos y que trabajan duro para llegar a la posición en la que están. Sin lugar a dudas, no es un camino fácil y muy pocas personas logran transitarlo victoriosamente, pero, por nuestra parte, estamos contentos de que Katy sea una de ellas.

Fuente: Vogue Australia

Quizá te interese: Katy Perry reveló que no son ciertos los rumores acerca de cirugías estéticas en su rostro