El barco naufragado más antiguo conocido por el hombre fue encontrado en el fondo del Mar Negro

Noticias

October 30, 2018 02:49 By Fabiosa

Las aguas oscuras de las profundidades del océano esconden grandes misterios para el ser humano; recientemente, uno de esos secretos fue develado por un grupo de investigadores ingleses.

Se trata del descubrimiento del barco naufragado más antiguo que hasta el momento ha sido conocido por el ser humano. De acuerdo con los investigadores, el navío encontrado en el fondo del Mar Negro, tiene 2400 años de antigüedad y perteneció a la Antigua Grecia.

Modelo hotogramétrico del naufragio otomano superpuesto con Supporter ROV.

La embarcación de 23 metros de largo fue encontrada a 1,6 kilómetros de profundidad por el equipo de Black Sea Maritime Archeology Project (Proyecto de Arqueología Marina del Mar Negro), después de 3 años de búsqueda.

Quizá te interese: Las tenebrosas imágenes del barco Costa Concordia tras ser rescatado del fondo marino

Según los expertos, su mástil, timón y bancos de remo, estaban totalmente conservados gracias a las características particulares del Mar Negro. Su agua poco oxigenada, ha permitido el hallazgo de otros objetos en buen estado de conservación.

Las embarcaciones comerciales antiguas de este tipo, solo habían sido conocidas a través de obras artísticas como “La vasija de la sirena”. Según Jon Adams, líder del equipo explorador:

Un barco que haya sobrevivido intacto desde la Antigua Grecia, debajo de unos dos kilómetros de agua, es algo que nunca hubiera creído posible.

Los investigadores planean dejar la embarcación en el lugar donde fue encontrado, sin embargo, tomaron un pequeño trozo para establecer su antigüedad a través de la prueba del Carbono 14.

Este impresionante hallazgo, ha conmovido al mundo entero y nos lleva a recordar los millones de secretos que siguen escondidos en las profundidades oscuras y misteriosas del mar.

Fuente: Infobae

Quizá te interese: ¿Es cierto lo que imaginamos sobre los piratas? La historia revela cómo eran en realidad