El #KikiChallenge y sus estragos: joven terminó con lesión cerebral por ceder al popular desafío

Durante las semanas pasadas, los expertos no han dejado de advertir sobre el peligro de desafíos virales como el #KikiChallenge, pero los internautas parecen ignorar cualquier alerta y seguir infringiendo la ley, y hasta perjudicando su salud. Anna Worden, una joven de 18 años, decidió realizar el reto, pero ni siquiera imaginaba el dolor y sufrimiento que se causaría a sí misma.

Cuando se disponía a salir del carro para bailar al ritmo de In my feelings, algo salió mal. La chica recuerda haber abierto la puerta y tropezarse en el momento de la salida. Después cayó, se golpeó la cabeza y quedó inconsciente. Fue trasladada al hospital de inmediato.

Quizá te interese: Una mujer sufrió una caída terrible al hacer el reto peligroso de moda: El "Chona Challenge"

Los médicos informaron a la familia que Anna había sufrido una seria fractura en el cráneo y tenía sangrado interno en el cerebro. Después, estuvo internada varios días en terapia, aprendiendo cosas tan simples como caminar desde cero. Ella misma se da cuenta de la suerte que tiene por no sufrir consecuencias a largo plazo, a pesar del complicado proceso.

Afortunadamente, la adolescente se está recuperando con éxito y los doctores catalogan su caso como prácticamente “milagroso”. Aún así, la joven desea difundir su historia para advertir a todos aquellos que quieran realizar el desafío, y agradecer por la suerte que tuvo de seguir con vida.

Fuente: The Sun

Quizá te interese: El "Shiggy Challenge", el nuevo reto viral de baile que podría ser un verdadero peligro