Le pidieron que se tapara mientras amamantaba a su bebé, y ella los complació para ridiculizarlos

A pesar de que la lactancia es algo muy natural y no debería impactar a nadie, aún hay muchos prejuicios en torno a amamantar en público. Mientras algunas personas lo consideran algo normal, a otros todavía les resulta incómodo.

En un restaurante de Cabo San Lucas, Melanie Dudley, una madre de 34 años, pasaba un tranquilo día junto a su familia. Cuando se dispuso a dar de comer a su bebé de 4 meses, un mesero se acercó para pedirle que se tapara, porque atentaba contra la tranquilidad de los demás.

Quizá te interese: El Papa Franciso, amigo de los bebés y sus madres, sigue exhortando a amamantar en las iglesias

Indignada por la solicitud del hombre, Melanie decidió darle una lección que nunca olvidaría. Efectivamente, le hizo caso y se cubrió, pero lo que se tapó fue la cabeza. Un gesto bastante irónico que conmovió a todos los presentes y animó a otras mujeres a compartir sus experiencias.

Además, dejó que las personas le tomaran fotos y expusieran su caso en redes sociales, para evitar que otras madres se sientan intimidadas. Miles de usuarios han expresado sus comentarios de apoyo y solidaridad, defendiendo sus derechos.

Fuentes: Aweita , Univision

Quizá te interese: Sin prejuicio alguno, este valiente y devoto padre amamantó a su hija con un pezón artificial

Recomendamos