NOTICIAS

Chica de 22 años escogió tener la menopausia antes que seguir soportando los dolores de la menstruación

Date June 22, 2018 16:47

Katy Johnston de 22 años de edad, que es de Aberdeen pero ahora vive en Glasgow, Escocia, fue diagnosticada con endometriosis en enero después de años de períodos tan dolorosos que vomitaba varias veces al día, lo que la obligó a perderse días de escuela y universidad.

No hay cura para  el padecimiento, que ocurre cuando el tejido que recubre el útero se encuentra fuera del útero, lo que causa períodos abundantes, dolores de estómago y dificultad para quedar embarazada.

El médico de Katy describió su condición como una de las peores que alguna vez habían visto para una mujer de su edad, y la inició con inyecciones para la menopausia en un intento por aliviar el dolor y prepararla para una operación el próximo año.

Quizá te interese: Si tu periodo es muy fuerte y doloroso puedes tener endometriosis sin saberlo

Ahora, la chica que se graduó como periodista de medios sociales está hablando sobre sus experiencias en un intento por ayudar a otros a través de su cuenta de Instagram, Endo Silence Scotland.

Me diagnosticaron endometriosis a principios de este año, después de una década de períodos inciertos y dolorosos. Siempre he puesto mis calambres insoportables a una consecuencia natural de ser una mujer, simplemente algo por lo que pasa cada niña. Me tomó años darme cuenta de que era mucho más que eso. Desde la edad de 16 años, mi dolor cada mes se hizo insoportable y me obligó a perder tiempo de educación durante todo el camino a través de la escuela y la universidad.

Durante mi último año de universidad, las cosas empeoraron: me desmayaba, tennía que quedarme en casa por días con dolores agonizantes, vomitaba seis o siete veces al día con cada ciclo menstrual. Perdí 19 kilos en 3 meses. Me sentía miserable.

Escribí sobre mi lucha con la endometriosis como parte de #EndometriosisAwarenessMonth en el Heraldo de hoy. Aquí hay una pequeña foto que hice para mi propia vanidad.

¡PD, dale una lectura al artículo si estás interesado y edúcate sobre Endo en esta marcha!

Katy, que estudiaba periodismo multimedia en Glasgow, se vio obligada a abandonar su carrera universitaria. Ella se quedaba confinada en su casa ya que el dolor era tan insoportable como para caminar sin ayuda.

Durante años, los médicos se negaron a escuchar, incluso le recetaron analgésico de venta libre como ibuprofeno en un momento dado.

Tuve que olvidar mi sueño de estudiar un posgrado ya que estaba confinada a la casa, incapaz de caminar encorvada o sin asistencia.

Me sentí completamente impotente y los médicos me negaron la ayuda. Eventualmente exigí que me escucharan y obtuve una cita para ginecólogo en la Royal Infirmary de Glasgow.

Luego de una serie de escaneos y resonancias magnéticas se descubrió que tenía cuatro grandes quistes o endometriomas y líquido que fusionaba el intestino con mi útero en un coágulo adhesivo, lo que explicaba muchos de mis síntomas. Me recomendaron para una cirugía que tuvo lugar en abril.

Después del procedimiento, mi médico confirmó la endometriosis de la etapa 4, adhesiones, un tubo de Falopio expandido al mismo tamaño que mi útero y lo que el médico consideró como uno de los peores casos que haya visto en una mujer de mi edad.

A pesar de las noticias, Katy sintió que finalmente estaba avanzando.

Sin embargo, a los 22 años los médicos le dijeron que inducirían la menopausia: su endometriosis era tan mala que tenían que pausar sus períodos para poder operar el próximo año y extirpar algunos de los endometriomas.

Ahora Katy está en el proceso de adaptarse a una menopausia prematura, pero sabe que vale la pena pues finalmente encontró la causa de sus malestares y será sometida a una cirugia para corregir los problemas. Sigamos su consejo y no dejemos que nuestros síntomas sean ignorado, si un médico no te toma en serio, busca otro y otro hasta que recibas la atención que necesitas.

Fuente: BBC, The Sun, Katy Johnson / Facebook

Quizá te interese: 8 problemas comunes de la menstruación que pueden revelar datos importantes sobre el estado de salud