NOTICIAS

El matrimonio de Jodi Rose y un puente, amor que muchos han criticado de "ridículo"

Date May 21, 2019 10:34

Tal parece que el mundo no está conforme con la aparición de la sologamía en Estados Unidos y Europa, aparentemente casarse con uno mismo no es suficiente peldaño para consolidar la soltería y la gente necesita crear matrimonios más innovadores... porque si uno no puede estar en paz consigo mismo ni tampoco en compañía de alguien más, ¿qué sigue?

¿De qué se trata la sologamía?

La sologamía es una moda que cobró fuerza en el siglo XX, cuando las personas decidieron celebrar ostentosas ceremonias de "matrimonio" con ellos mismos, para demostrarle al mundo que se sienten cómodos estando solteros y no necesitan considerar a otra persona como el amor de su vida, como explicaron algunos.

No tengo que estar esperando a que llegue 'esa' persona porque ahora soy yo 'esa' persona. Encontré a la persona indicada.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Gabys Coelho (@corregabys) el

Claramente la sologamía no tiene valor legal en ninguna parte del mundo, pero encontró su lugar en la industria cuando las personas se dieron cuenta de que organizar bodas de sologamía era una buena idea para un negocio. Sin embargo, ahora que la moda de casarse con uno mismo ya no tiene la fuerza de un principio, la gente ha inventado otro tipo de matrimonios aún más audaces.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Consumer Truth (@consumertruth) el

La mujer que se casó con un puente.

Jodi Rose es una mujer proveniente de Sydney, Australia, quien se encontraba viajando en Francia en 2013, cuando se enamoró (literalmente) de Le Pont du Diable o El Puente del Diablo, en Ceret, al sur del romántico país. Fue entonces cuando decidió casarse con la estructura de piedra, en una sencilla ceremonia con catorce invitados y así unir su vida eternamente con su verdadero amor.

Estaba súper nerviosa... Me sentía como una novia. Por supuesto que debía tener mi boda de princesa.

Una peculiar fijación por los puentes.

El Puente del Diablo no fue el primero para Jodi, ya que anteriormente había recorrido el mundo grabando un proyecto musical que involucraba más puentes pero fue hasta que llegó a Francia cuando la mujer se dio cuenta de que ése era "el elegido".

Es  muy guapo, fuerte y robusto, por lo que pensé "sí, realmente puedo conectar con él y siento que puede darme la estabilidad que necesito."

Jodi siempre había tenido una peculiar admiración con los puentes, de modo que cuando encontró a su amor francés, lo normal era tomar el siguiente paso, aun cuando el gobierno francés ni nadie más reconoce legalmente dicho lazo.

Él también entiende mi amor por otros puentes y por otros hombres. El nuestro, es un amor que abraza los caprichos de la vida y se materializa en las corrientes como remolinos del río que fluye bajo su magnífico cuerpo.

Si nada de esto tiene sentido para ti, es normal, ya que Jodi padece de una extraña condición conocida como sinestesia de la personificación del objeto, donde las personas asocian las cosas materiales con personalidades y géneros. ¿Alguna vez habías pensado que eso podía ser posible?