Dayanara Torres confiesa los dolorosos efectos secundarios que vive en su lucha contra el cáncer

Noticias

July 4, 2019 19:51 By Fabiosa

Desde principios de año, Dayanara Torres tuvo que darle un giro completo a su vida después de saber que padecía melanoma, un tipo de cáncer en la piel por el cual lleva más de seis meses sometiéndose a tratamientos.

Siempre alegre, Dayanara ha hecho cómplices a sus seguidores de esta batalla que está librando, siempre acompañada de sus seres queridos. Publica fragmentos de sus sesiones de radioterapia, hace campañas de concientización sobre el tipo de cáncer que padece y se da el tiempo para disfrutar de su familia y amigos.

Torres se muestra tan completa, que es difícil imaginar las secuelas que sufre día con día a causa de la enfermedad, las cuales la han aquejado casi desde el principio del tratamiento, pero la exmodelo apenas ahora rompe el silencio y cuenta los estragos que le deja su búsqueda por la cura.

Algunos de sus seguidores le han cuestionado sobre la pérdida del cabello, pues con todo y lo difícil que es su tratamiento, conserva la melena sedosa que la ha caracterizado, a lo cual Torres explicó que es debido a que recibe radioterapia, la cual no provoca la caída del pelo como lo hace la quimioterapia.

Aunque ha conservado su melena intacta y siempre tiene una sonrisa inmensa, Dayanara confesó que todo el tiempo siente dolores musculares, entre un cansancio que nunca termina, dolor de espalda que aqueja e incomoda, además de náuseas y otros tantos malestares que la acompañan a lo largo de su lucha contra el melanoma.

A pesar de todos los malestares, Torres no pierde el buen talante y sigue adelante, compartiendo con sus seguidores los detalles de sus últimos tratamientos, de los momentos de descanso que se otorga, de los días especiales e incluso de las vacaciones, pues podrá tener cáncer, pero sabe que la vida no se detendrá.

De esta forma, su batalla continúa y los efectos secundarios seguirán con ella, pero con la misma fuerza que ha mostrado desde el día uno, Dayanara sigue sobreponiéndose a cada prueba que la enfermedad le ha puesto, siempre con la frente en alto y con la esperanza de que algún día todo el dolor haya valido la pena al saber que ha dejado el melanoma detrás.