NOTICIAS

Lety Calderón confiesa que sus hijos terminaron en terapia por la complicada relación con su papá

Date July 10, 2019 04:54

Durante 8 años, Leticia Calderón creía haber encontrado la felicidad al lado de Juan Collado, con quien tuvo dos hijos, y una relación maravillosa que terminó de forma abrupta luego de que él la dejara sin previo aviso.

Su separación provocó un escándalo enorme en el mundo del espectáculo por los rumores de la infidelidad de Juan con Yadhira Carrillo, y aunque Lety se dejó llevar en un par de ocasiones por estas controversias, siempre hizo su mejor esfuerzo para mantener a sus dos hijos alejados de las polémicas.

Por desgracia, Carlos y Luciano tuvieron que crecer alejados de su padre, quien hace un esfuerzo permanente por permanecer en la vida de los chicos, pero su agenda atiborrada de compromisos generalmente no le permite convivir tanto con ellos, y esto ha empezado a causar estragos en los jóvenes.

Lety accedió a hablar al respecto y confesó que les ha afectado no ver a Juan tanto como quisieran e incluso declaro que ha llevado a Carlos a terapia, en sus palabras, esto fue:

Para que él entienda ciertas cosas porque, como todo niño, de repente se culpa; de repente tiene ciertas cosas, es agresivo, estaba como ausente, estaba como muy triste.

Aunque Collado se encarga de vez en cuando de darles detalles especiales, como la fiesta que organizó para Luciano, es más el tiempo que Juan pasa alejado de Carlos y Luciano y por sus compromisos no siempre puede encontrar los momentos para compartir con sus hijos y esto para ellos no es fácil.

A pesar de esto y del matrimonio que aún mantiene Juan Collado con Yadhira Carrillo, ha demostrado que en cuanto tiene oportunidad, hace un espacio en su agenda para dedicarlo a los chicos y aunque es poco lo que comparten, pone su empeño en crear un rato agradable para todos.

Además, se ha afirmado en varias ocasiones que Yadhira aceptó a Carlos y Luciano como hijos propios, por lo que cuando convive con ellos, les da el mejor de los tratos, por lo que solo hace falta que pudieran pasar más tiempo juntos, en familia, para que pudieran dejar atrás los estragos que les provoca no vivir con su padre.