Con sus travesuras, Louis le robó el protagonismo a Archie en su primera aparición pública

Noticias

July 12, 2019 16:35 By Fabiosa

Como ya se ha dado a conocer, el pasado 10 de julio las familias de los duques de Cambridge y Sussex se dieron cita en el club de polo Billingbear puesto que los príncipes William y Harry jugarían en los partidos que se disputarían a beneficio de la caridad y con la esperanza de ganar el trofeo del memorial Khun Vichai Srivaddhanaprabha.

Mientras que los hermanos participaban en el juego, sus esposas e hijos pudieron acompañarlos durante el partido, aunque mientras Meghan pudo disfrutar con toda la tranquilidad del juego, pues llevaba a Archie en brazos, Kate en cambio, no pudo gozar de un momento de calma gracias a Louis.

Embed from Getty Images

El más pequeño de los hijos de Kate y William tiene apenas un año, pero ha demostrado tener un carácter travieso y aventurero que le permitió hacer de la visita al club de polo, toda una aventura de un mundo nuevo por descubrir.

Con toda la atención de mamá centrada en él, Louis pudo recorrer a gusto el lugar, en lo que Kate lo sostenía de la mano para no perderlo de vista y evitar que se cayera, pero dejándolo que explorara con confianza todo el lugar.

Cuando las travesuras del pequeño ya eran más grandes, llegaba el momento de que su mamá lo tomara en brazos para que juntos pudieran ver cómo se desempeñaba William en el partido y en esos momentos de relajación, Louis no perdía el tiempo para llevarse los dedos a la boca.

Aunque el abrazo de Kate parecía muy cómodo, no pasaba mucho tiempo para que se aburriera de ver el partido y quisiera volver a poner los pies en el suelo con tal de seguir jugando en un día tan espléndido.

Embed from Getty Images
Llegó un momento en el que, como cualquier otro niño de su edad, se aburrió tanto que prefirió centrar su atención en las gafas oscuras de su madre y una vez que las tuvo puestas, no dudó en mostrar sus mejores muecas para divertir a Kate y Meghan.

Embed from Getty Images
Después de observarlo durante unas cuantas horas, Louis dejó muy claro que tiene un carácter sumamente distinto al de sus hermanos, quienes siempre se muestran reservados frente a las cámaras, a diferencia del pequeño, que no le importa cuantas fotos capturen de él siempre y cuando lo dejen jugar y pueda tener la seguridad de su mamá cerca para cuando se canse de explorar.