NOTICIAS

Una niña con autismo desapareció 2 días en un bosque, pero llevaba consigo a su ángel protector

Date June 21, 2018 17:08

Una niña con autismo desapareció por dos días y un Pit bull sería su ángel de la guardia, que no la desamparó un sólo instante.

Charlee Campbel, una niña de 2 años, fue vista por última vez en la casa de su abuela, y desde su desaparición, la policía no dejó de buscarla.

Su abuela, una señora residente de Kentucky, Estados Unidos, dijo que se despertó y vio las puertas abiertas. Fue entonces que se percató de que la niña no estaba en casa.

Un héroe canino

A pesar de que a los perros Pit bull tienen una reputación de ser "violentos", Penny, el amigo fiel de Charlee, fue la mejor demostración del "amor peludo".

La niña vagó por el bosque con su Pit bull y fue encontrada en el garaje de un vecino. Este identificó a Charlee y contactó a las autoridades.

Beth, la abuela, dijo que Dios los escuchaba, ya que cuando rezaba vio cómo regresó el perro por la colina, y poco después encontraron a su pequeña nieta.

La niña fue llevada al hospital y estaba sana. Sólo le encontraron garrapatas y una ligera deshidratación.

Beth ahora tendrá que enfrentar cargos por negligencia, ya que ella tiene la custodia de la niña.

Pero eso no quita el agradecimiento que tiene ella con la policía y bomberos que nunca dejaron de buscar en las 36 horas más angustiantes de su vida. Y sobre todo agradece a Dios:

Estoy convencida de que Dios la llevó a nuestro garaje. Estamos muy felices, realmente estaba empezando a preguntarme qué estaba pasando, (pero) por la gracia de Dios y todos los que ayudaron, ella está (segura), y eso es todo lo que importa.

¿Tienes una anécdota parecida? Los perros son increíblemente fieles, más con los niños que les regalan tanto amor. Para esta familia el perro fue el héroe de la historia, y a pesar de las garrapatas, Charlee nunca estuvo sola gracias a él.

Fuente: DailyMailWesternJournal

Quizá te interese: Un niño de 6 años desapareció por 22 horas y el héroe de la historia fue un pequeño perro