NOTICIAS

Este bebé murió luego de que su padre se quedara dormido con él y lo aplastara con su peso

Date June 28, 2018 19:19

No hay nada peor que la muerte de un hijo para un padre, y mucho más si el responsable de este deceso es el mismo progenitor. Los padres del pequeño Lucas John Martino compartieron su historia a través de las redes sociales para explicar y dar a conocer los riesgos que se corren cuando se duerme con un niño recién nacido.

El padre del chico, Carmine Martine de 20 años, estaba tomando un merecido descanso con su hijo cuando ambos cayeron rendidos en el sofá de su casa. Sin embargo, el padre del chico nunca se esperó que su hijo quedara atrapado entre su brazo y el respaldar del sofá.

 

Fue solo cuestión de tiempo para que el pequeño muriera sofocado por el peso de su padre.  La mamá de Lucas, Haley Gavrilis también de 20 años, se despertó y se levantó de su cama y encontró a su pareja durmiendo en el sofá. Ella no vio al niño, pero asumió que estaba en su cuna.

 

La preocupada madre buscó por toda la casa a su hijo hasta que finalmente hizo el descubrimiento más horrible de su vida. El cuerpo sin vida de Lucas yacía el sofá y a pesar de los frenéticos esfuerzos de Carmine para revivirlo, los paramédicos confirmaron que el niño había muerto.

Quizá te interese: Hombre muere sofocado por su serpiente pitón de 2 metros y medio en un "abrazo afectuoso"

La pareja se separó tras el incidente porque necesitan pasar tiempo por su cuenta para poder asimilar esta horrible noticia. Según un grupo de psicólogos, tanto el padre como la madre están sufriendo de un trastorno de estrés postraumático.

 

Una publicación compartida por Matt (@emsman112) el

De acuerdo con las palabras de Carmine, este duro golpe es un error que no sabe si podrá perdonárselo alguna vez en su vida; pues su labor como padre era la de cuidar de sus hijos y novia, pero hizo todo lo contrario al ser el responsable de la muerte de su hijo.

Los paramédicos trataron desesperadamente de salvar la vida de Lucas y continuaron realizando reanimación cardiopulmonar durante 45 minutos, pero ya era demasiado tarde cuando todo esto pasó. Lucas fue llevado a un hospital y una autopsia más tarde confirmó la causa de la muerte como asfixia posicional.

Por casos como estos, es muy importante que los padres entiendan que el lugar adecuado en el que debe dormir un recién nacido es en su cuna o un lugar seguro como el coche de bebé. El tamaño y peso de los padres representa un riesgo si se duerme junto a ellos.

En definitiva, la muerte de Carmine es un caso terrible que esperamos no vuelva a repetirse más nunca. Paz a los restos de este ángel que ahora mira a sus padres desde el cielo.

Fuente: Then sun

Quizá te interese: Este niño fue abandonado en un basurero, pero ahora todos lo conocen como “El embajador del amor”