ESTILO DE VIDA Y TENDENCIAS

Niña migrante con leucemia fue separada de su madre y ahora suplica que la dejen entrar a EE.UU.

Date August 31, 2019 00:46

Conforme avanza el mandato de Donald Trump, las modificaciones a las políticas migratorias se volvieron una pesadilla real para los cientos de miles de personas que veían en Estados Unidos, la oportunidad de empezar una vida mejor, pero que al final, terminaron separados de sus familias sin alcanzar su sueño.

Con la política de separación de migrantes, por ejemplo, miles de niños fueron alejados de sus padres solo por cumplir con las órdenes, pero sin pensar en las consecuencias que se desatarían más tarde, como el caso de Ixel Pérez, una niña que se vio obligada a seguir su tratamiento contrala leucemia, alejada de su mamá.

Ha pasado el tiempo y la joven de 14 años ruega desesperada a todos los que la rodean, pero en especial a la PAtrulla Fronteriza, que le permitan a su madre entrar a Estados Unidos, porque con su enfermedad, necesita ese amor maternal a su cuidado, pero no encuentra una respuesta a sus súplicas.

Niña migrante con leucemia fue separada de su madre y ahora suplica que la dejen entrar a EE.UU.Niña migrante con leucemia fue separada de su madre y ahora suplica que la dejen entrar a EE.UU.noticiastelemundo / Instagram

La madre de la Ixel también está deshecha, carcomida por la angustia de haber sido alejada por primera vez de su niña, justo en el momento que más le hacía falta la compañía de su mamá, y aunque la mujer sabe que, por ahora, su nena está recibiendo los cuidados que necesita, eso no hace que la distancia se acorte entre las dos.

Niña migrante con leucemia fue separada de su madre y ahora suplica que la dejen entrar a EE.UU.Niña migrante con leucemia fue separada de su madre y ahora suplica que la dejen entrar a EE.UU.noticiastelemundo / Instagram

Como ellas, la tristeza se extiende a incontables casos similares, como el de otra pequeña que hace tan solo unas semanas, recorrió las redes sociales con su súplica desconsolada para que le devuelvan cuanto antes a su padre.


Es imposible hacerse una idea del dolor y el sufrimiento que deben sentir estas familias al saber que quizá jamás logren reunirse de nuevo, por lo que ahora más que nunca, es indispensable encontrar formas de solidarizarnos para generar un cambio que les devuelva la ilusión a los niños y reúna de nuevo a todas las familias que solo por cuestiones políticas, han sido separadas de forma injusta.