5 Trucos para eliminar el desagradable olor a humo del hogar y regresarle la frescura a los espacios

Trucos

May 21, 2018 16:31 By Fabiosa

Ya sea que tuviste un visitante que ignoró la regla de oro de no fumar dentro de la casa o que se quemó algo en el horno y tu casa se llenó de humo, el mal olor que expiden es una pesadilla, sin mencionar que el hecho de inhalarlo constantemente puede ser perjudicial para la salud.

Afortunadamente, no todo está perdido. Existen maneras simples de deshacerse por completo de este mal olor sin gastar una fortuna en limpiadores o ariomatizantes. ¡Sigue leyendo!

El primer paso es abrir todas las ventanas del hogar y encender tantos ventiladores como puedas. Esto ayudará a comenzar a ventilar la casa mientras haces el resto de la limpieza.

1. Vinagre para telas.

focal point / Shutterstock.com

Las telas del hogar son las primeras en impregnarse del olor a cigarro, así que empecemos por ahí. Esto incluye almohadas, ropa de cama, mantas y cortinas. Si tienes una lavadora grande, puedes echar todo esto a través de un ciclo de lavado en frío con 2 tazas de vinagre agregadas a la carga.

Hagas lo que hagas, no uses altas temperaturas para secarlas, pues el calor puede reactivar el olor a humo. Por el contrario, usa un ciclo de baja temperatura o si simplemente sécalas al aire libre, esto será aún más eficaz.

2. Bicarbonato de sodio en alfombras y muebles.

Alexeysun / Shutterstock.com

Después de quitar la mayoría de los artículos pequeños y suaves de la habitación, es momento de ir por artículos grandes como muebles, colchones y alfombras. Para estos artículos, el bicarbonato de sodio será tu mejor amigo.

Rocía una generosa cantidad de bicarbonato de sodio en todas las superficies blandas de tu hogar; un colador puede servir de gran ayuda.

Continúa moviéndote por la habitación hasta que todas las alfombras, telas, muebles y colchones estén cubiertos con una capa de bicarbonato de sodio. Debería verse como si tuviera una fina capa de nieve en la habitación. Después sólo déjala actuar de 30 a 60 minutos. Para eliminarlo, simplemente aspíralo. 

Si el olor aún está presente, repite las veces que sean necesarias.

Quizá te interese: Olores que son muy desagradables para los perros y de los cuales deberías protegerlos

3. Vinagre para las paredes.

PR Image Factory / Shutterstock.com

Ya sea de cigarrillos o una vela, el humo deja un residuo grasoso en las paredes y el techo, ya que flota a través del aire y se deposita en la primera superficie dura con la que entra en contacto. Lo mejor para eliminar los residuos de humo de las paredes es hacer una mezcla de vinagre y agua.

Llena la mitad de un recipiente con aproximadamente 75% de vinagre y 25% de agua. Si esto es demasiado fuerte para que lo huelas o toques, puedes agregar un poco más de agua hasta que sea tolerable trabajar con él.

Sumerge un trapo o toalla en la mezcla y apriétalo para eliminar el exceso. Comienza aplicando en la esquina superior de una pared, limpia una sección de aproximadamente 90 cm por 90 cm de la pared, luego enjuaga el trapo y repite en la siguiente sección.

4. Carbón.

Trexdigital / Shutterstock.com

El carbón también es muy útil para eliminar el olor a humo. Simplemente pon tazones de carbón alrededor de tu habitación o dentro de tu automóvil y déjalos por un par de días. El carbón absorberá completamente el olor.

5. Manzanas.

Africa Studio / Shutterstock.com

Las manzanas ayudarán a refrescar tu hogar. Sorprendentemente, las manzanas son buenas para absorber el olor, así que sólo corta una por la mitad y déjala en áreas de tu casa o automóvil que tengan olor a humo. ¡La ventaja es que no solo eliminarás el olor a humo, sino que también dejarás tu habitación oliendo a manzanas!

De seguir estos pasos, te seguramos que no habrá olor a humo que apaque el aroma fresco de tu hogar.

Fuente: Quick and dirty tips, Dengarden

Quizá te interese: 3 Ingredientes presentes en el hogar capaces de eliminar los malos olores del refrigerador


Este material es suministrado solamente con fines informativos. Algunos de los productos y elementos discutidos en este artículo pueden causar una reacción alérgica y dañar su salud. Antes de usarlos, consulte con un técnico o especialista certificado. Los editores no son responsables de ningún daño u otras consecuencias que puedan ser generadas por el uso de los métodos, productos o elementos descritos en este artículo.