TRUCOS

No te deshagas de las prendas de vestir dañadas: ¡Con estos 11 trucos podrás resucitarlas!

Date June 8, 2018 17:02

¿Cuántas veces has sufrido por la dolorosa pérdida de una prenda de vestir que adorabas usar? Cremalleras rotas, manchas de maquillajes, las pelusas y hasta un terrible pedazo de chicle. Seguramente te ha ocurrido en varias ocasiones, y hoy queremos ayudarte a que no pierdas las esperanzas de recuperar las ropas que más te gustan.

A continuación, te dejamos 11 interesantes y sencillos trucos, que te harán la vida más sencilla a la hora de salvar tus prendas favoritas.

1. Quita las machas de maquillaje de tu ropa.

A qué chica no le ha ocurrido que al quitarse la ropa su blusa blanca o su vestido preferido termina llevándose todos los restos de maquillaje que había en nuestro rostro. La solución es muy fácil, solo debes tomar un poco de crema de afeitar y frótala sobre la macha. Después lava la prenda como sueles hacerlo habitualmente.

2. Despega fácilmente un odioso chicle de tu vestido favorito.

Fecundap stock / Shutterstock.com

Quién no ha vivido el terrible accidente de sentarse en una superficie donde había un chicle. Sin embargo, no es tan terrible, hay una forma muy sencilla de eliminarlo totalmente. Solo deberás meter la prenda toda la noche en el congelador. Guárdala en una bolsa y asegúrate de que la superficie del chicle no toque el plástico o nailon, ciérrala bien para que no entre la humedad. Al otro día podrás remover el chicle mucho más fácil, ya que se habrá endurecido.

3. Protege tus suéteres de lana o cachemir de las terribles pelusas.

Esta solución es un poco trabajosa, pero sin lugar a dudas quedarás satisfecha con sus resultados. Remoja el suéter en agua, exprímelo y luego guárdalo en el congelador dentro de una bolsa, preferiblemente de zíper plástico, para que no entre nada de humedad. Al otro día la sacas y la sumerges en agua tibia y lo dejas secar como lo haces habitualmente ¡Tendrás un abrigo suave y que luce como si fuera nuevo!

4. Fija un botón si notas que está por caer.

SomTaste / Shutterstock.com

Si ves que un botón podría caer y no tienes hilo y aguja para fijarlo en el momento, podrás usar esta sencilla solución. Solo necesitas esmalte para uñas, preferiblemente transparente. Coloca una capa del esmalte sobre el hilo, por los dos lados del botón, llegarás a casa sin que se haya caído.

5. Fija un botón que cayó sin necesidad de hilo y aguja.

A veces no tenemos las condiciones necesarias para reparar nuestra ropa, o estamos en la calle o el trabajo. Si ese fuera el caso y un botón se cayera de tu ropa, la solución podría ser muy sencilla. Solo necesitas un alambrito, como los de las bolsas de pan, y cinta adhesiva. Pasa el alambre por los agujeros del botón, y pásalos luego por dentro del ojal. Abre las paticas del alambre y fija cada una de ellas a una parte del textil de la ropa.

Quizá te interese: 6 trucos efectivos para deshacerte de la desagradable humedad en armarios y clósets de la casa

6. La manera de sellar un hoyito provisionalmente.

Picsfive / Shutterstock.com

Aunque muchas personas no lo saben, si descubres que alguna ropa se está rasgando o si le ha salido un pequeño hoyito, hay algo que puedes hacer para evitar que se siga desgarrando hasta que puedas coserlo bien. El truco es tan sencillo como usar laca. Este producto para fijar peinados, tiene componentes especiales como las resinas, que le permiten crear películas plásticas y transparentes alrededor del cabello, y lo mismo hace alrededor del hoyo, permitiéndote que no se abra más.

7. Los termoadhesivos, la magia para salvar los jeanes que adoramos.

En ocasiones alguna ropa que nos gusta mucho, como los jeanes se suelen agujerear. En este caso, podrías buscar textiles termoadhesivos, y de una manera muy sencilla salvar tu prenda favorita. Solo es necesario que encuentres algún patrón bien divertido y lo coloques de manera decorativa sobre la zona dañada ¡Ah, y no olvides aplicar calor!

8. Evita la incomodidad de las varillas salidas de tus sostenedores.

BlueRingMedia / Shutterstock.com

Si en algún momento tuvieras uno de estos accidentes en los que estás lejos de casa y la varilla de tu ajustador se está saliendo, no te preocupes, la solución podrías tenerla más a mano de lo que crees. Solo debes colocar un poco de cinta adhesiva o de esparadrapo en el sitio donde está el agujero por donde se sale la varilla. Al menos te dará tiempo de llegar a casa sin sentir que tiene una perforación en la piel.

9. Detén la rasgadura de las pantimedias.

El esmalte de uñas es muy poderoso, su contenido de lacas es adecuado para pegar algunas superficies y en el caso de las pantimedias no hay nada mejor. Si estás en el trabajo, o saliste a un paseo, tu esmalte de uñas puede ser tu mejor aliado para prevenir el accidente de tu media agujereada. Solo debes aplicar un poco de la pintura sobre la zona afectada y al menos ya no seguirá abriéndose.

10. No dejes que la cremallera se baje sola.

Ernie Janes / Shutterstock.com

Un zíper tiene una determinada vida útil y su uso intensivo suele hacer que esta parte de la prenda se desgaste y pierda la capacidad de mantenerse cerrado. Si estás en esa situación, solo debes conseguir un aro de llaves o un clip, lo pasas por el hoyo del zíper y luego lo enganchas al botón de la cremallera ¡No tendrás que pasar más penas cuando el zíper se baje solo!

11. Ayuda a que el zíper de tu prenda no se atasque.

Esta solución es muy sencilla. Solo necesitas conseguir vaselina o un poco de cera de vela. La debes esparcir sobre los dientes del zíper y dale dos o tres pasadas completas. Verás que vuelve a caminar como el primer día.

Como puedes ver, estas soluciones son mucho más sencillas de lo que imaginamos y bien podrían salvarnos el día o la prenda de vestir que más nos gusta. Comparte con tus amigos y familiares, para que ellos también puedan beneficiarse de estos interesantes trucos.

Fuente: Univisión, Ok Chicas

Quizá te interese: 3 trucos para eliminar las manchas del barniz de uña de cualquier superficie


Este material es suministrado solamente con fines informativos. Algunos de los productos y elementos discutidos en este artículo pueden causar una reacción alérgica y dañar su salud. Antes de usarlos, consulte con un técnico o especialista certificado. Los editores no son responsables de ningún daño u otras consecuencias que puedan ser generadas por el uso de los métodos, productos o elementos descritos en este artículo.