VIDA REAL

"Asqueroso degenerado": Arremeten contra hombre de 63 años casado con una mujer de 22

Date November 9, 2019 01:19

Lizzie y Leslie Rickwood son una controversial pareja porque cuando comenzaron a salir, Lezzie apenas era una joven de 19 años y Leslie era incluso mucho más grande que sus padres, él tenía 60 años. Ambos se conocieron por un amigo en común y a pesar de la edad, a Lizzie le pareció sumamente atractivo.

A pesar de sus canas y arrugas, a mí me pareció muy guapo, la verdad pensé que era más joven pero cuando nos vimos por primera vez, no pude evitar reír todo el tiempo.

Dos contra el mundo.

De modo que decidieron formalizar las cosas aunque no fue sencillo para ninguno de los dos, primero le dieron la noticia a la familia de Lizzie, cuyos padres no estaban contentos debido a la gran diferencia de edad pero al verlos tan felices aceptaron la relación. Leslie tenía hijos y eran mucho más jóvenes que Lizzie, cosa que tampoco les gustó pero al final también se acostumbraron.

La parte complicada llegó cuando comenzaron a salir en público y la gente comenzó a atacarlos, llamando a Leslie de formas horrendas que rompían el corazón de su novia.

Cuando estábamos en la calle alguien le gritó "asqueroso degenerado" y yo no podía entender porque nos juzgaban. A partir de ese entonces ya era una mujer adulta y tomaba mis propias decisiones.

Las agresiones continuaron, incluso llegaron a pintar mensajes obscenos en la pared de su hogar tiempo después de haberse casado pero por suerte la gente dejó de asediarlos poco a poco.

Solo nos enamoramos y la gente quería arruinar nuestras vidas, pero contamos con el apoyo de nuestras familias, quienes nos aconsejaron ignorarlo y así lo hicimos.

Otro polémico romance.

Tal vez las personas veían mal el matrimonio de Lizzie y Leslie porque no han conocido otras parejas que mantengan tórridos romances a pesar de la diferencia de edad, lo cual tampoco es un caso aislado, tan solo basta conocer la historia de Stefani Anderson, de 23 años de edad y su esposo Don Walper, un contratista jubilado y divorciado de 68 años de edad con quien tiene un hijo de cinco meses.

Tal parece que la edad es solo un número y así como Lizzie y Leslie o Stefani y Don, hay miles de parejas en el mundo que se aman y no permitan que la edad o las críticas los separen.