VIDA REAL

"Va a comer hasta morir": La milagrosa transformación de una mujer que perdió 76 kilos por su hija

Date November 13, 2019 23:33

La obesidad es uno de los problemas que más atacan a las personas en todo el mundo y Wendy Deacon, una mujer de Dublín, comenzó a subir de peso a mitad de sus veintes, pensando que jamás podía recuperar una talla pequeña por mucho que se esforzara por intentarlo.

Cuando subí de peso, intenté mostrarme feliz y cómoda con la situación pero era miserable. Sin embargo no tenía idea de como ponerle un alto a mi problema.

La situación se le fue de las manos con el paso del tiempo hasta que cumplió 49 años y llegó a pesar 141 kilos y ser talla 32. La mujer ya ni siquiera podía salir de casa sin avergonzarse de sí misma.

Un comentario brutalmente honesto.

Por suerte, Wendy tocó fondo cuando su hija le hizo un comentario brutalmente honesto respecto a su salud.

Mi mamá me confesó que mi hija estaba sumamente preocupada, le dijo: "Tengo miedo porque creo que mi mami va a morir de tanto comer". El pensar que mi hija estaba tan angustiada por mí fue lo que me hizo buscar cambios drásticos.

Fue así como Wendy se inscribió en un programa para bajar de peso conocido como Slimming World, donde obtuvo ayuda de profesionales que le ayudaron a cambiar su dieta por miles de opciones deliciosas de comida más saludable, de modo que encontró la opción perfecta para bajar de peso sin sufrir.

Me enamoré de la comida adecuada y descubrí muchos platillos diferentes.

Wendy perdió la mitad de su peso y se convirtió en una persona mucho más activa, hace ejercicio constantemente y sobretodo, ganó la seguridad y confianza en sí misma que durante años le faltó para ser feliz.

Una inspiración para las personas.

La mujer se convirtió en una inspiración para las personas, quienes no dejaron de felicitarla en cuanto obtuvo los resultados finales del reto nutricional.

berginberni: Te ves impresionante, bien hecho. ❤️

debbiewebwise: ¡Muchas felicidades! Te ves muy bien 💕

dododonnal: Felicidades, eres una verdadera inspiración.

Con un poco de disciplina y compromiso, Wendy alcanzó su meta y cambió su vida para siempre. ¿Tú qué estás esperando para hacer tus sueños realidad?