VIDA REAL

"Me recordó lo que se siente estar vivo": Transforman estacionamiento en refugio para indigentes

Date November 15, 2019 22:37

Uno de los problemas que más afecta a la sociedad y que desafortunadamente va en aumento a nivel mundial, es el de aquellas personas sin hogar. Lo más preocupante de los indigentes es que en su mayoría padecen enfermedades y afecciones que no tienen cómo tratar debido a la falta de recursos, además de que deben cuidar sus espaldas constantemente.

"Me recordó lo que se siente estar vivo": Transforman estacionamiento en refugio para indigentesSAYAN MOONGKLANG / Shutterstock.com

De estacionamiento a cielo.

Es por eso que en Australia un grupo de voluntarios creó Beddown, una organización que busca ayudar a los cientos de indigentes al transformar un estacionamiento en un refugio seguro donde pueden pasar las noches sin el temor ni la preocupación de que alguien les haga daño.

Beddown se puso de acuerdo con la operadora Secure Parking para poder lanzar un programa piloto en Brisbane, donde utilizaron un estacionamiento que no se utiliza en las noches y lo adecuaron con camas cómodas, sábanas y almohadas suaves que le permiten un gran descanso a las personas sin hogar.

De igual manera tienen permitido asearse en los baños del estacionamiento, sin mencionar que buscaron ofrecerles también servicios médicos, de dentistas y hasta cuentan con estilistas que les ayudan a mejorar su aspecto y hacerlos sentir mejor en todos los sentidos posibles.

El fundador de Beddown explicó que se le ocurrió esta idea al caminar de noche cerca de un estacionamiento vacío que con la planeación adecuada podía convertirse en un pedacito de cielo para los menos afortunados.

Buscamos darles un espacio cómodo para que puedan tener una buena noche. Es nuestra finalidad. Esperamos tener un gran impacto.

Los comentarios de los indigentes.

El impacto del refugio fue mejor de lo esperado, ya que al haberlo utilizado, muchos de los indigentes admitieron haber experimentado un cambio importante en sus vidas.

Después de pasar una semana aquí, dormir bien y volver a tener una rutina, me recordó lo que se siente estar realmente vivo y decidí ingresar a rehabilitación por seis meses.

Tener la oportunidad de dormir toda la noche y estar lejos de los vicios, me siento mejor durante el día y he logrado mantenerme limpio durante ocho días.

Es la primera vez que puedo descansar y soñar desde hace años.

Aquí no tengo que cuidar mi vida.

Sin duda la labor de Beddown es sumamente importante y deseamos de corazón que el programa pase la fase de prueba para que se pueda expandir a muchos otros lugares.