Los termómetros de mercurio son muy comunes, pero deben ser manejados con extremo cuidado

Estilo de vida y salud

May 15, 2018 16:26 By Fabiosa

En todas las casas, sobre todo si hay niños o personas mayores, lo más seguro será encontrar en el almario de medicinas uno o más termómetros, algunas veces digitales y otras veces no. Por supuesto, es un artículo tan básico y necesario para medir la temperatura corporal, que jamás se podría pensar que sea altamente peligroso y tóxico.

Pero sí, el indispensable y útil termómetro (no digital) que todos tienen en casa, puede convertirse en un elemento al cual nadie debe acercarse. Todo se debe a que los termómetros no digitales, especialmente si son de antigua generación, contienen aproximadamente entre 0,5 a 3 gramos de mercurio líquido (el equivalente a ¼ cucharadita). Esto es lo que determina la temperatura corporal y marca los grados en el vidrio del termómetro. Lo más seguro es que para este momento estés recordando las tantas veces se dejó caer el termómetro al suelo y la curiosidad le ganó al color plata reflector de esa pelotita que parece flotar en la superficie y que además se separa y se vuelve a unir como por arte de magia. Esto es algo que jamás se debe hacer.

Veryulissa / Shutterstock.com

Quizá te interese: Policía española decomisa brazaletes hechos a partir de semillas tóxicas

Cada vez que un termómetro de mercurio se rompe, aparte del vidrio en pedazos pequeños que pueden hacer daño si no se recogen con cuidado, el termómetro también libera una pequeña cantidad de mercurio que debe ser recogida inmediatamente y siguiendo una lista de pasos para su limpieza absoluta. El mercurio es un elemento altamente tóxico que debe ser recolectado con mucha precaución. A continuación los pasos que se deben seguir para recoger el mercurio de manera absoluta.

A partir de que un termómetro se rompe se debe:

  • Evacuar la habitación y cerrar las puertas de manera que el mercurio no tenga acceso a otras habitaciones.
  • Abrir las ventanas de manera de ventilar durante 24 horas aproximadamente la habitación contaminada.
  • Conseguir los siguientes materiales: guantes de látex, dos superficies de papel que servirán de soporte para levantar el mercurio de la superficie, un tubo de vidrio para verter el mercurio recolectado, una bolsa de plástico para sellar todo lo utilizado, una linterna, una superficie de papel húmedo.
  • Una vez se tienen todos los materiales, se debe poner los guantes y tomar las dos superficies de papel.
  • Con las superficies de papel, recolectar la mayor parte de mercurio posible, levantarla de la superficie contaminada y verterla en el tubo de vidrio.
  • Con la linterna, revisar toda el área donde posiblemente queden restos de mercurio, la linterna ayudará a ver los restos más pequeños de manera más fácil.
  • Si quedan restos más pequeños de mercurio, recolectarlos con la superficie de papel húmedo y desechar en la bolsa de plástico.
  • Sellar todos los instrumentos en la bolsa de plástico y llamar a un equipo de recolección de desechos tóxicos para que pasen a recoger los desechos.
  • Informar al equipo de desechos tóxicos lo ocurrido y pedir que hagan una revisión exhaustiva del área, de manera de asegurar la total limpieza y descontaminación del área.

En el video a continuación (tristemente, solo en inglés) se observa de manera detallada cada paso a seguir.

Si el mercurio entra en contacto con la ropa o calzado, desechar inmediatamente todo lo contaminado, no se debe intentar limpiar o lavar. Tampoco se debe aspirar o barrer los residuos de un termómetro roto, ya que esto hará que el mercurio se convierta en partículas más pequeñas y contamine más rápido el resto de la habitación. Además contaminará la aspiradora o la escoba que a su vez contaminarán el resto de la casa o establecimiento. De ninguna manera se debe tocar el mercurio con la piel, mucho menos aspirarlo ya que es altamente tóxico y contamina los pulmones, el cerebro y hasta puede causar la muerte.

Al seguir estos pasos y consejos, se asegura que el mercurio no afecte la salud de nadie ni contamine el planeta.

Fuente: Health, Debate

Quizá te interese: ¿Cada cuánto limpias tus auriculares? ¡Podrías poner en peligro tu salud si no lo haces frecuentemente!


Este material es suministrado solamente con fines informativos. Algunos de los productos y elementos discutidos en este artículo pueden causar una reacción alérgica y dañar su salud. Antes de usarlos, consulte con un técnico o especialista certificado. Los editores no son responsables de ningún daño u otras consecuencias que puedan ser generadas por el uso de los métodos, productos o elementos descritos en este artículo.