ESTILO DE VIDA Y TENDENCIAS

Técnicas para aprender a defenderse de un ataque verbal y repentino en público

Date July 20, 2018 06:49

Últimamente, a nuestro alrededor o en nuestra propia experiencia, hemos vivido situaciones en las que el odio se apodera de la gente y lastima.

Hay episodios de odio alimentados por el racismo, gente explotando porque escuchan a alguien hablar en otro idioma, por motivos religiosos, de preferencia sexual y hasta por la forma de vestirnos. Es por eso que a continuación, te daremos algunos tips y herramientas para defenderte o defender a otros de uno de estos episodios de odio.

Estos pueden usarse en distintos contextos como la escuela, casos de bullying, violenca doméstica o ataques públicos.

Límites con palabras:

 

El uso de las palabras puede ser algo muy poderoso, para momentos en los que somos agredidos en público podemos usar la asertividad verbal, la cual se trata de decirle a la persona que está agrediendo lo que quieres que haga de manera contundente y firme, estos son unos ejemplos:

  • Esto no está bien.
  • No me hables de esa forma.
  • Eres muy irrespetuoso.
  • Esto es completamente incorrecto.
  • Tienes que irte de aquí.

 

Nunca utilices groserías, ya que al hacerlo la situación puede volverse más delicada.

Quizá te interese: Pierde el miedo de ir sola en la calle con 4 efectivos movimientos de defensa personal

Disminuir la intensidad de la discusión:

 

Generalmente las personas que atacan están  alteradas, bajar la intensidad de la discusión úede ser una buena estrategia, así que lo que debemos hacer es delegar el problema a alguien más. Estas son unas formas de hacerlo:

  • Te noto demasiado alterado, llamaré al gerente, quizás él pueda escuhcarte.
  • Creo que lo mejor será llamar a las autoridades. 

Si al decir estas frases la agresión intensa continúa, es importante evitar estas cuatro cosas:

  1. Contradecir al agresor.
  2. Retarlo.
  3. Amenazarlo.
  4. Darle órdenes.

Si lo hacemos, podemos aumentar su nivel de agresión, es importante cuidarnos y mantenernos alejados de posibles agresiones físicas.

Lenguaje Corporal:

 

Cuando estamos en medio de un ataque verbal, necesitamos inmediatamente prestarle atención a nuestra voz, a nuestra cara y a nuestro cuerpo. 

Mantente de pie y con la mayor estabilidad posible. Asegúrate de tener los hombros derechos y los pies abiertos tanto como el ancho de tu cadera. 

Cuando hables levanta las manos a nivel del pecho, así acentuarás tu postura y tus palabras.

Si la agresión está muy subida de tono, lleva tus manos hacia arriba y a la altura de la cara, abres la palma y haces una señal de "parar", los pulgares deben estar casi tocándose.

La voz más que alta o baja debe ser segura y sin titubeos.

Tu rostro debe estar calmado, pero serio, intenta no fruncir el ceño ni reirte aunque sientas ganas de hacerlo por los nervios. Inhala y exhala, respirar es uno d elos mejores aliados para controlar una situación de furia y volvernos más sabios ante el agresor.

Si nada funciona, márchate del lugar, pero asegúrate de que no te siguen, si eso sucede, busca ayuda de las autoridades o de alguna persona que se muestre empática contigo.

Saber defendernos de ataques de odio verbales es muy importante, si tienes niños en casa, también comparte con ellos estas herramientas. Es momento de unirnos para no permitir que ninguna persona intolerante nos lastime.

Fuente: Univision

Quizá te interese: Técnica sencilla y rápida de aprender para que las mujeres sepan defenderse ante un ataque


El material en este artículo solamente tiene fines informativos y no reemplaza el asesoramiento de un especialista certificado.