ESTILO DE VIDA Y TENDENCIAS

Usos de la fécula de maíz: Desde remover manchas hasta calmar los piquetes de zancudos

Date July 25, 2018 17:33

La fécula de maíz es uno de esos ingredientes que tienes escondidos en la parte trasera de la despensa, pero ¿estás segura que sabes todos los usos que puedes darle? 

Esta bolsa es muy barata y puede facilitar la vida en casa de distintas maneras. Todas estas soluciones te ahorrarán tiempo y dinero, haciendo que tus días ocupados sean mucho más sencillos. 

A continuación, te dejamos una lista de los usos que puedes darle a este ingrediente que generalmente se utiliza en repostería y cocina. 

1. Limpiar plata.

Haz una mezcla de fécula de maíz y agua y úsala para limpiar tu plata con un paño humedecido en ella. Verás cómo quedará brillante, como nueva. 

2. Quita las manchas.

Prepara una mezcla de fécula de maíz y leche, luego coloca un poco de esta pasta sobre la mancha y déjala actuar por 20 minutos o toda la noche. Luego, talla con un paño. Verás que la mancha sale de inmediato. 

3. Champú seco.

Si tu cabello se siente un poco grasoso y no tienes tiempo para bañarte, usa la fécula de maíz como shampoo seco. Espolvoréalo en la corona de la cabeza y en la base del cuello. Gentilmente pasa tus dedos por el cabello y cepíllalo. También puedes usarlo para tus mascotas. 

Quizá te interese: Estos 6 consejos pueden ayudarte a eliminar el mal olor de tus pies ...¡Y tu nariz lo agradecerá!

4. Desodorante natural.

Coloca un poco de alcohol en las axilas y frota con tus manos, luego espolvorea la fécula de maíz. El alcohol elimina los olores y la fécula de maíz mantiene tus axilas secas al absorber el sudor.

5. Picaduras de insectos.

Mezcla 2 cucharadas de fécula y un poco de agua. Coloca como si fuera una pomada en el área del piquete, verás como enseguida calma el escozor. 

6. Neutraliza olores.

Si tu calzado, el de tu pareja o el de tus hijos tiene un mal olor, basta con espolvorear un poco en el interior de los zapatos o tenis y dejar actuar toda la noche. Al día siguiente, no más mal olor. 

¡Hazlo todos los días!

Estamos seguros de que después de estos consejos no volverás a dejar tan abandonada la fécula de maíz, además, también puedes usarla para aliviar las rozaduras de los bebés o eliminar olores de moho de tus libros viejos con tan solo rociar un poco en ellos. 

Es un hecho, la vida con fécula de maíz cerca, hace que tareas del hogar que parecen muy difíciles, se vuelvan cosa fácil. 

Fuente: Popsugar

Quizá te interese: Nunca es fácil limpiar el horno, a no ser que se conozcan 7 trucos para dejarlo limpio y reluciente


Este material es suministrado solamente con fines informativos. Algunos de los productos y elementos discutidos en este artículo pueden causar una reacción alérgica y dañar su salud. Antes de usarlos, consulte con un técnico o especialista certificado. Los editores no son responsables de ningún daño u otras consecuencias que puedan ser generadas por el uso de los métodos, productos o elementos descritos en este artículo.