ESTILO DE VIDA Y TENDENCIAS

Síntomas de la mastitis y 6 consejos para mejorar esta desagradable afección en los senos

Date May 30, 2018 00:23

La mastitis es una condición muy común en mujeres que están amamantando y constituye una inflamación de la glándula mamaria producto de una obstrucción en los conductos de la leche.

En la mayoría de los casos, la mastitis se presenta dentro de la primera y doceava semana de lactancia. Esta infección puede producirse debido a la entrada de bacterias al conducto de la leche a través de, por ejemplo, una herida en el pezón.

naomijcovert_ / Instagram

Además, también existen otras causas, como usar ropa muy apretada, saltarse las horas de lactancia o una mala posición al momento de amamantar, lo que puede generar que la leche quede atascada en el conducto y se produzca una infección.

Síntomas

Afortunadamente, esta infección afecta un seno a la vez. Los síntomas de esta infección pueden aparecer repentinamente e incluyen:

  • Malestar general.
  • Hinchazón del seno.
  • Dolor o sensación de ardor permanente o solamente durante la lactancia.
  • Sensibilidad o calor en el seno al tacto.
  • Fiebre.
  • Enrojecimiento de la piel.

Quizá te interese: 9 aspectos esenciales que todas las mujeres deben conocer acerca de sus senos

Consulta a tu médico

Monkey Business Images / Shutterstock.com

Si tienes una mastitis, lo más seguro es que sientas un malestar general parecido a la gripe antes de notar la hinchazón y el enrojecimiento en tu pecho. Lo más recomendable en este caso es consultar a tu doctor tan pronto como notes alguno de estos síntomas, ya que deberá indicarte antibióticos como parte de tu tratamiento.

Sin embargo, existen ciertos remedios caseros que te ayudarán a aliviar los síntomas después de que comiences tu tratamiento:

Quizá te interese: 5 síntomas en los senos que las mujeres deben reconocer para mantenerse saludables

1. Amamanta

Iryna Inshyna / Shutterstock.com

Aunque parezca contraproducente, darle el pecho a tu bebé tanto como puedas te ayudará a disminuir los síntomas. Esto se debe a que el flujo de leche constante mantiene tus conductos abiertos y esto, a su vez, contribuye a eliminar la infección más rápido. No te preocupes por tu bebé, ya que tu leche contiene antibióticos naturales que prevendrán que tu lindo nene se contagie. Si por alguna razón no puedes amamantar, utiliza un extractor de leche materna  hazlo a mano.

2. Duerme y descansa

Anna Demianenko / Shutterstock.com

Con un recién nacido en casa es muy difícil encontrar un momento de descanso, pero si tienes una mastitis es la excusa ideal para pedirle a tu pareja, algún amigo o familiar que tomen el relevo y te ayuden a cuidar al pequeño. Descansar y dormir es la forma natural de tu cuerpo de pelear contra una infección, ya que de esta forma puede concentrar todas sus energías en tu ayudar a tu sistema inmune.

3. Bebe mucha agua

sebra / Shutterstock.com

De igual forma, beber agua ayudará a tu cuerpo a combatir la infección. Además, de esta forma te mantendrás hidratada y así podrás amamantar más a tu bebé. Trata de beber por lo menos ocho vasos de agua al día.

Quizá te interese: 4 señales que facilitan la detección del cáncer de seno

4. Báñate con agua caliente

Marius Pirvu / Shutterstock.com

Ya sea en la ducha o en una bañera, el agua caliente aliviará el dolor en tus senos y también te ayudará a limpiar los conductos obstruidos. Toma una ducha o baño con agua caliente todos los días y deja que el agua corra por tus senos.

5. Usa compresas calientes

Alliance / Shutterstock.com

Al igual que el agua caliente de la ducha, las compresas te ayudarán con el dolor y la limpieza de tus conductos. Toma un pañito limpio y mójalo con agua caliente. Escúrrelo y colócalo sobre el seno afectado y déjalo ahí hasta que se enfríe. Repite este procedimiento cuantas veces necesites durante el día.

6. Usa ropa cómoda y holgada

Africa Studio / Shutterstock.com

La ropa y sostenes apretados solo lograrán exacerbar el dolor, así que usa ropa holgada en la que te sientas cómoda.

Como verás, la mastitis es una infección muy común cuyos síntomas e incomodidad puedes aliviar sencillamente desde la comodidad de tu casa. No obstante, no olvides que lo más importante es consultar a tu médico, ya que él o ella sabrán guiarte con éxito durante esta travesía.

Fuente: Mayo Clinic, Web MD

Quizá te interese: Síntomas de senos fibroquísticos y 6 consejos para mejorar esta condición


Este artículo es netamente con fines informativos. No se automedique y siempre consulte a un profesional de la salud certificado antes de usar cualquier información presentada en el artículo. El consejo editorial no garantiza ningún resultado y no se hace responsable de los daños que puedan derivarse del uso de la información indicada en el artículo.