No es tan divertido como parece: Esta niña de 10 años se quemó las manos haciendo “slime”

Ah, slime. Si tienes hijos o algún niño pequeño en casa, lo más seguro es que conozcas de primera mano este producto infantil tan popular.

Pressmaster / Shutterstock.com

Esta masa parecida al Play-Doh es la sensación entre los más pequeños de la casa gracias a su textura y versatilidad. De hecho, parte de lo que hace tan popular a este producto es que puede haber tantas versiones como tú quieras, desde slime que brilla en la oscuridad, de colores pasteles o con brillantina, hasta en colores metálicos que lo hacen parecer oro líquido.

 

A post shared by Theresa🌿 (@rad.slime) on

Además, como puedes hacerlo en casa con ingredientes que probablemente ya tienes, el slime se convirtió en la actividad favorita de los más pequeños para pasar el tiempo. Sin embargo, hay un ingrediente que, si no tienes cuidado, puede causar resultados nefastos.

Producto tóxico.

Layla Fisher, una niña de 10 años de Leicestershire, Inglaterra, decidió unirse a la diversión y hacer su propio slime en casa. Sin embargo, la inocente actividad dio un giro para lo peor debido a uno de los ingredientes que la pequeña empleó: bórax, un químico muy poderoso y altamente tóxico.

Caters Clips / YouTube

En un video compartido en YouTube, Layla mezcla con mucho entusiasmo pegamento, ambientador, crema de afeitar, solución para lentes de contacto y brillantina. En un punto del video, la pequeña exclama emocionada que ya el slime se está formando. Puedes verlo aquí (en inglés):

En una entrevista para el periódico británico The Mirror, Fisher explicó que jugó con su creación por un par de horas cuando notó una comezón en los dedos de sus manos que empeoró a la mañana siguiente.

Quizá te interese: Esta mamá pasó un buen susto con una uva y su hija. Ahora, advierte a otros padres sobre este peligro

Diversión, ¿malsana?

“Al día siguiente, se despertó quejándose por sus dedos. Estaban un poco hinchados y empeoró un poco a medida que pasó el tiempo”, explicó la mamá de Layla, Gemma Williams. Al parecer, el causante de las lesiones de la niña de 10 años fue el bórax, un químico presente en la solución de lentes de contacto.

De hecho, el doctor al que acudió Layla y su mamá para que evaluara a la pequeña dictaminó que se trataban de quemaduras químicas causadas por el slime que le produjeron una infección bacteriana llamada impétigo.

Oksana Kuzmina / Shutterstock.com

Por fortuna, el impétigo es tratable y no deja secuelas, por lo que las manos de Layla ya lucen como nuevas después del tratamiento. Ahora, tanto madre como hija decidieron contar su historia para advertir sobre los peligros que trae esta actividad aparentemente inofensiva.

andras_csontos / Shutterstock.com

Como podemos ver, cuando se trata de los más pequeños de la casa, es mejor prevenir que lamentar, por lo que si decides embarcarte con tu nene en la aventura del slime, asegúrate primero de encontrar una receta que no incluya ingredientes tóxicos.

Fuente: FOX News, The Mirror

Quizá te interese: Nunca dejes tu botella de agua en tu auto: Puede ser la causante de un accidente peligroso