Se lanzó del tobogán, pero la niña no sabía que habían dejado un vidrió con toda la intención de lastimar

Amy Smith llevó a su hija a jugar al parque un día en el no parecía haber nadie alrededor. La joven madre encontró un lugar cómodo para que su hija se divirtiese, por lo que, apenas llegaron, la pequeña salió corriendo hacia el tobogán cerrado que había en el parque. Se subió a él y se lanzó, pero su madre notó que tardaba demasiado en salir y, cuando finalmente lo hizo, salió nadando en lágrimas. Cuando su madre fue a ver qué había ocurrido, no podía creer lo que sus ojos veían.

God Guns Guts Glory / Twitter

El tobogán normalmente es la parte favorita del parque de la hija de Amy. Ahora, ya no quiere regresar a él luego de tarde traumatizante que pasó en la atracción. Cuando la pequeña Demi-Mai salió del tobogán, corrió llena de lágrimas hacia los brazos de su mamá. Sin embargo, ante el llanto inexplicable de su hija, la joven madre no se percató de lo que corría por las piernas de su bebita.

God Guns Guts Glory / Twitter

Amy se encontraba en el parque Kitson en Torquay, Inglaterra, cuando la pequeña llegó llorando y con manchas de la sangre que corría por sus piernitas. La sangre cubría la parte trasera de sus piernas y gran parte de su pañal. Amy afirma que habían estado en ese parque muchas otras veces que nunca había pasado nada similar, pero este día fue distinto debido a lo que una persona hizo intencionalmente.

Quizá te interese: Rescataron al niño secuestrado, Isaú Alexander, y lograron capturar al hombre que perpetró el crimen

Smith sostuvo que no se quedó con la duda y revisó el tobogán por el que se había lanzado su hija. Para su asombro, en un tramo de la atracción, encontró un vidrio roto que, al parecer, fue puesto allí intencionalmente para lastimar a los niños. Muy herida y con fragmentos del vidrio aún incrustados en las piernas de Demi-Mai, la madre aterrada corrió al hospital, donde recibió la ayuda necesaria para limpiar las heridas que, afortunadamente, no requirieron puntos.

No obstante, Amy Smith decidió no quedarse callada e hizo pública la noticia, pues, debido a la herida que le produjo el vidrio, la cortada fue muy profunda y a su pequeña aún le costaba caminar. Así pues, la madre declaró:

Me molesta mucho que alguien quiera lastimar a los niños en un parque infantil. Yo estaba muy orgullosa de Demi, quien había aprendido a subir las escaleras que le permitían lanzarse del tobogán. Yo la ayudé un poco y luego ella se lanzo, pero en su trayecto hacia el otro lado, se encontró con el vidrio que le cortó la pierna.

God Guns Guts Glory / Twitter

La pequeña fue enviada a casa y se espera que se recupere sin ningún tipo de secuelas a largo plazo, pero Amy espera que el mensaje les llegue a otros padres a fin de que inspeccionen bien los lugares en los que jugarán sus hijos para que no corran riesgos.

Es triste que se tenga que llegar a esas medidas en lugares diseñados específicamente para el esparcimiento de los pequeños, pero que gente sin escrúpulos no termina de respetar. Por esta razón, es importante estar siempre alertas, pues el caso de Amy le podría pasar a cualquier padre.

Fuente: Tap Haps , Mirror

Quizá te interese: Madre criminal es condenada a 25 años de prisión por abusar sexualmente de su hija de 1 año

Recomendamos