ESTILO DE VIDA Y TENDENCIAS

Milagro: mujer insolada aplicó en su espalda lo primero que vio en su baño y éste fue el resultado

Date July 7, 2018 03:58

¿A quién no le encanta ir a la playa y regresar a la ciudad con un bronceado envidiable? El color dorado en la piel es uno de los anhelos de muchas mujeres y hacen lo que sea con tal de conseguirlo. No obstante, hay algunas a las que se le va la mano en su afán de lograr la apariencia perfecta. Ése fue el caso de Cindie Allen-Stewart, quien, luego de haberse quedado fuertemente la espalda, descubrió un truco maravilloso para lidiar con las consecuencias.

Si eres como yo, detestas insolarte. No importa qué tanto protector solar te apliques, algunas personas nos insolamos de todas formas.

Cindie reconoce que decidió hacer público su descubrimiento luego de que una amiga le contase, totalmente desesperada, que se había insolado y que no sabía qué hacer al respecto. Allí, la joven se dio cuenta de que muy pocas personas sabían cómo solucionar el problema, así que compartió su información útil en su perfil de Facebook.

El descubrimiento de Cindie en realidad es un truco que conocía su esposo porque su madre lo usaba con él cuando era pequeño. En primer lugar, es necesario comprar una crema de afeitar mentolada en espuma, es obligatorio que sea mentolada y que sea en espuma. En el caso de Cindie, su esposo tenía exactamente ésa en el baño y ella no dudó en usarla. Luego de ver sus grandiosos resultados, terminó comprando 6 latas para tener en reserva. Además, dado que ellos viven en Texas, son más propensos a sufrir quemaduras en la piel debido al sol.

Quizá te interese: ¿Existe la alergia al sol? Resulta que sí, y es más común de lo que se piensa

El siguiente paso consiste en aplicar la crema sobre toda el área quemada de la piel. Es importante que la crema no se frote sobre la parte insolada, sino que se deje asentar tranquilamente. Puede parecer un ritual extraño, pero resulta que la crema y su buena dosis de mentol extraen todo el calor concentrado en la piel quemada. Cindie advierte que es posible sentir un poco de escozor, pero, en realidad, ésa es una buena señal; significa que está sanando.

Cindie indica que la crema debe dejarse alrededor de unos 30 minutos sobre la piel y que ésta empezará a lucir como si se hubiese disuelto en manchas, como si ya no fuese húmeda y se hubiese secado. La persona sentirá que le está dando frío, al menos en la parte insolada de su cuerpo, pero no hay nada de qué preocuparse. Ésa también es una buena señal.

Lo siguiente que se debe hacer es aclarar la piel con agua templada para retirar todos los residuos. En caso de que la quemada sea extremadamente fuerte y se necesite, Cindie afirma que no hay ningún inconveniente en volver a repetir el truco al día siguiente. Según sus afirmaciones, después del segundo tratamiento, como máximo, la quemadura de la piel desaparece.

La joven sostiene que durmió perfectamente luego del primer tratamiento y que, al día siguiente, cuando se despertó, aún sentía un poco de calor en el área de los hombros, por lo que  se limitó a aplicar una nueva capa de crema sólo en esa parte de su cuerpo. Su enrojecimiento desapareció y su piel nunca se peló.

Infinidad de usuarios agradecieron la publicación informativa de Cindie y, de hecho, se volvió viral a las pocas horas de haberla realizado. Sin duda alguna, la información suministrada por la joven fue altamente valiosa para muchas personas; después de todo, ¿quién no se ha insolado al menos una vez por descuido o, incluso, por sensibilidad? En realidad, este método se puede utilizar con cualquier quemadura, no exclusivamente con las de sol. ¿Qué te parece su experiencia? ¿Te ha pasado algo similar?

Fuente: Tap Haps

Quizá te interese: Cítricos y sol: una combinación peligrosa que genera consecuencias horribles para tu piel y tu salud