ESTILO DE VIDA Y TENDENCIAS

Madre cuenta cómo su hija de 6 años casi muerte cortada en dos por un cinturón de seguridad

Date June 22, 2018 23:04

Una madre ha decidido lanzar una advertencia sobre el peligro de transportar a los niños en autos sin sillas infantiles para vehículos luego de que su hijo de 6 años resultase “cortada en dos” durante un accidente automovilístico. Samantha Swartwout, de Richmond, Virginia, iba en la parte trasera del carro sin la silla requerida durante un regreso a casa con su padre, cuando éste impactó contra un árbol.

La niña fue trasladada de inmediato a un hospital con heridas severas que ponían su vida riesgo, dado que la encontraron sangrando e inconsciente en la parte trasera del auto. Mantha, como le dicen tiernamente, apenas pudo escapar con vida luego de entrar al quirófano, donde los médicos trataron de unirla de nuevo.

Uno de los médicos que la trató afirmó que el cinturón de seguridad había “cortado” su pared abdominal y que sus intestinos se estaban saliendo. El cirujano hizo gala de sus mejores maniobras para tratar de mantener unidas ambas partes del cuerpo.

Quizá te interese: Este niño de 2 años cayó desde la ventana de su cuarto, ¡pero ESA vaca lo salvó de milagro!

Con la finalidad de advertir sobre los peligros de quitarles las sillas de auto a los niños demasiado temprano, su madre, Shelly Martin, de 44 años, sostuvo que su hija está viendo a un terapeuta por desorden de estrés postraumático luego del accidente. De igual modo, afirmó que la pequeña lucha con las pesadillas y el ruido. En este sentido, Shelly expresó:

Sólo toma un segundo acomodar al niño en la silla de auto apropiado. A ella le tomará hasta más de un año poder curarse de esto. Mantha aún necesita otra cirugía dentro de pocos meses. Además, tiene miedo de estar sola.

La madre admitió también que, para el momento del accidente, ya habían decidido quitarle a Samantha la silla de auto y permitir que usase cinturón de seguridad; no obstante, éste estaba mal puesto en esa ocasión en particular.

El Dr. Charles Bagwell, jefe de la división de cirugía pediátrica en el VCU Medical Center afirmó que el filo del cinturón de seguridad en realidad había terminado por cortar la pared intestinal, lo que había producido que los intestinos de la pequeña empezasen a salirse. Añadió que cuando la niña llegó al hospital, tenía la cinta del cinturón marcada en el abdomen y un gran hematoma en el área.

Estaba prácticamente cortada en dos, y gran parte de eso, honestamente, no se puede reparar. La herida es demasiado severa.

Hoy, la madre quiere advertirles a otras personas sobre los grandes peligros que puede implicar no transportar a los niños de forma correcta dentro de los autos. Lamentablemente, tanto ella como el padre de la pequeña tuvieron que aprender esta lección de la peor manera, pues aunque su hija sigue con vida, aún faltan muchas otras cirugías en el futuro, procedimientos para los que necesitan un total de 10.000 dólares. Sin duda alguna, se trata de una tragedia que se habría podido evitar.

Fuente: Daily Mail

Quizá te interese: Este niño murió ahogado 48 horas después de haber nadado: inaudito, pero hay explicación científica…