ESTILO DE VIDA Y TENDENCIAS

¿Por qué ocurre la disfunción sexual femenina? Causas, tratamientos y posibles formas de evitarla

Date June 11, 2018 20:05

¿Sabías que la disfunción sexual también ocurre en las mujeres? Te contamos cómo:

gpointstudio / Shutterstock.com

La disfunción sexual femenina ocurre cuando una mujer no puede experimentar completa y sanamente las diferentes etapas placenteras que el cuerpo normalmente siente durante la actividad sexual.

Este fenómeno disminuye o incluso desaparece los pensamientos y fantasías sexuales en la mujer, y como consecuencia suelen posponer o evitar las relaciones sexuales.

nd3000 / Shutterstock.com

Además, existe una incapacidad para disfrutar del coito, esto afecta a la calidad de vida y a las relaciones íntimas de la mujer. La disfunción sexual femenina afecta: el deseo, la excitación, el orgasmo y el dolor asociado al coito.

Aunque pocos la conocen, la disfunción sexual femenina es bastante común. Se ha estimado que alrededor de 40% de las mujeres sexualmente activas se ven afectadas por la disfunción sexual e, incluso, aproximadamente 5% de ellas no pueden alcanzar el orgasmo.

¿Cuáles son las causas de la disfunción sexual femenina?

gpointstudio / Shutterstock.com

La disfunción sexual en la mujer puede estar relacionada con factores físicos, psicológicos o una combinación de ambos. Estas son algunas condiciones que provocan la pérdida del deseo:

Físicas.

Las intervenciones quirúrgicas, desajustes hormonales y ciertas enfermedades como la diabetes, enfermedad de Parkinson o depresión.

Otros factores.

Los cambios en los métodos anticonceptivos, estrés, obesidad, los episodios sexuales traumáticos e inconformidad sexual con tu pareja pueden favorecer que pierdas el deseo sexual. Aunque últimamente se ha asociado directamente a la disfunción sexual a trastornos de los genitales y el sistema urinario, cistitis severa o vaginitis.

Photographee.eu / Shutterstock.com

Increíblemente, muchos hombres por falta de conocimiento sexual no saben que su pareja no ha alcanzado el orgasmo, por ello la mujer no llega por completo a la excitación sexual y usualmente tienden a callar este problema. Los psicólogos aseguran que la mayoría de los hombres no saben cómo los órganos sexuales femeninos responden o son estimulados, y tampoco usan técnicas de excitación apropiadas.

WAYHOME studio / Shutterstock.com

Este problema íntimo puede causar ansiedad por querer saber qué pasa en el cuerpo. La ansiedad es expresada físicamente por el cuerpo de una manera que impide la función sexual normal. Esta sensación ansiosa puede detener o ralentizar el estado de excitación sexual y evitar la lubricación de los genitales femeninos, un factor importante diseñado para evitar el dolor en el acto sexual. 

Además, se ha demostrado que ciertos medicamentos recetados y de venta libre, así como el uso de sustancias estupefacientes, pueden contribuir a la disfunción sexual.

Quizá te interese: El estrés emocional y el uso del celular: Unas de las causas fundamentales de la rectificación cervical

¿Cuáles son sus síntomas y complicaciones?

Las mujeres que no disfrutan de experiencias sexuales satisfactorias con sus parejas a menudo informan lo siguiente: falta de deseo sexual, incapacidad para alcanzar un orgasmo, reducción en la intensidad del orgasmo, dolor u otra angustia durante la penetración.

By solominviktor / shutterstock.com

Las complicaciones suelen ser psicológicas, muchas se culpan a sí mismas por no ser receptivas sexualmente, tienen problemas para explicar a sus parejas cómo se sienten y, como resultado, experimentan baja autoestima o creen que experimentan menopausia desde muy joven.

¿Cómo se diagnostica?

Africa Studio / Shutterstock.com

Establecer la causa de la disfunción sexual es lo más complejo de todo el diagnóstico. Es necesario acudir tanto al ginecólogo como al psicólogo y entre ambos determinarán la alteración sexual. Hay una gama de trastornos que pueden confundirse con la disfunción sexual femenina, como el trastorno del deseo o de la excitación.

En el trastorno del deseo sexual, una mujer experimenta un menor interés en tener relaciones sexuales. Mientras que el trastorno de la excitación sexual se refiere a la incapacidad de una mujer para lubricarse o excitarse, incluso después de haber sido estimulada sexualmente. Ambos son trastornos inclinados más a ayuda psicológica. 

¿Tiene tratamiento?

18percentgrey / Depositphotos.com

El tratamiento se divide en terapia psicológica, que se encargará de manejar las emociones y autoestima, y el tratamiento sintomático para las manifestaciones del cuerpo.

Hay muchos tratamientos para la sequedad vaginal como cremas, estrógenos o lubricantes, todo dependerá de tu comodidad y de las indicaciones que tu médico considere mejor. Por otro lado, si se considera que hay un medicamento que causa la disfunción sexual, evalúa su reemplazo.

¿Cómo prevenirlo?

Para tratar y prevenir la disfunción sexual, las mujeres deben entender cómo funcionan sus órganos sexuales y cómo pueden responder. La vagina es como un músculo, y con la inactividad, se vuelve más difícil de usar.

Iryna Inshyna / Shutterstock.com

Actividades como la masturbación y los ejercicios de Kegel pueden aumentar el flujo de sangre al área vaginal, haciendo que el sexo sea más cómodo. Los ejercicios de Kegel pueden fortalecer los músculos del piso pélvico y ayudar a las mujeres a alcanzar el orgasmo más fácilmente. Esta es una técnica que las mujeres de todas las edades pueden usar para mejorar el placer sexual.

Ahora que sabes que la disfunción sexual no es solo un problema del hombre, ¡atenta a las señales de tu cuerpo!

Quizá te interese: Síntomas que podrían alertar del padecimiento de una Enfermedad de Transmisión Sexual (ETS)


Este artículo es netamente con fines informativos. No se automedique y siempre consulte a un profesional de la salud certificado antes de usar cualquier información presentada en el artículo. El consejo editorial no garantiza ningún resultado y no se hace responsable de los daños que puedan derivarse del uso de la información indicada en el artículo.