Señales que indican la transformación de un quiste benigno a un quiste ovárico grave

Cuando la mujer tiene un nivel hormonal de andrógenos muy elevados, esto trae como consecuencia la aparición de los ovarios poliquísticos. Esta enfermedad suele ser benigna; sin embargo, pasar por alto su diagnóstico puede convertirse en una verdadera pesadilla.  

Los quistes ováricos son como las espinillas del sistema reproductivo. Dentro del aparato reproductor femenino, principalmente por exceso de andrógeno, se forman unos sacos llenos de líquido o de tejido fibroso. El síndrome de ovario poliquístico es una condición que afecta a casi la mitad de la población femenina y, aunque puede ser benigno, puede desencadenar cáncer de útero si no se trata.  

Después de todo, muchos síntomas de los quistes ováricos son parecidos a las manifestaciones de otros problemas ginecológicos como los fibromas uterinos e, incluso, del síndrome premenstrual. Aunque, cuando los ovarios están a punto de transformarse en malignos, sus síntomas varían.  

A continuación, te contamos los seis síntomas de quistes ováricos que no deberías pasar por alto:

1. Dolor pélvico persistente. 

El síntoma más común del quiste ovárico es el dolor en el lado inferior derecho o izquierdo de la pelvis, justo donde están los ovarios.  

Si existe un crecimiento anormal en algún lugar donde no debería haberlo, es fácil de sentir y notarlo. Incluso, no es necesario palparlo para detectarlo. Los quistes pueden sentirse a la hora de hacer ejercicio y tener relaciones sexuales.  

Lo que diferenciara este dolor de otras patologías es su persistencia en el mismo lugar, incluso después de haber pasado los días pre y post menstruales.  

Si el dolor se vuelve severo, es posible que el órgano pueda sufrir torsión ovárica, ya que por lo general el quiste tiene un gran tamaño y es móvil en la cavidad. La torsión ovárica corta el suministro principal de sangre, lo que genera un dolor muy fuerte.  

2. Excesiva hinchazón de vientre. 

 

kurhan / Shutterstock.com

La hinchazón es obviamente un síntoma vago, pero puede estar relacionado con los quistes ováricos dependiendo de su tamaño. 

La mayoría de las mujeres experimentan quistes menores de 10 cm. Sin embargo, algunos quistes pueden llegar a ser muy grandes, como del tamaño de una sandía.

Quizá te interese: Cirujano extirpó los ovarios de esta mujer sin su consentimiento: Ella decidió acabar con su vida

Si la región abdominal persiste hinchada a un nivel anormal, es necesario que acudas al médico de inmediato.  

3. Sensación de pesadez persistente. 

Al igual que con los fibromas uterinos, los quistes ováricos pueden causar sensación de pesadez en el abdomen, ya que es una masa que ocupa un espacio en esta área del cuerpo y puede generar presión.  

Evidentemente, también puedes tener una sensación similar con el estreñimiento, pero a menos de que tengas quistes en ambos ovarios, esta sensación solo afectará un lado de tu pelvis. Si los hábitos intestinales están bien, pero la pesadez es persistente, es necesario que acudas al médico cuanto antes.  

4. Dolor durante el sexo. 

NotarYES / Shutterstock.com

Si las relaciones sexuales con penetración generan dolor en un lado de la pelvis, es una clara señal de un gran quiste ovárico. Algunos quistes que han crecido se posicionan detrás del útero y otros pueden localizarse en el cuello uterino, en ambas posiciones hará presión a la hora del sexo. 

Los endometriomas (quistes ováricos relacionados con la endometriosis) también pueden causar dolor durante las relaciones sexuales, ya que están ubicados más cerca del cuello uterino. Ten en cuenta que el sexo no debería generar dolor, de lo contrario, es una señal de que algo no anda bien.  

5. Excesivas ganas de orinar. 

Otro síntoma de quistes ováricos que muchas mujeres mencionan es una excesiva sensación de orinar, incluso cuando acaban de ir.  

Esta sensación se debe a que si el quiste está presionando la vejiga, el organismo lo tomará como una señal de lleno y se traduce en sensación de orinar. Este síntoma puede confundirse con una infección de orina, por esta razón es necesario acudir al especialista para realizar las evaluaciones necesarias y encontrar un diagnóstico correcto.  

6. Dolor de espalda o pierna. 

La pelvis no es tan grande, por esta razón no hay mucho espacio para un tejido anormal y genera tanto dolor en el área como en zonas cercanas como la espalda o la pierna. Generalmente, estos dolores por un quiste ovárico se deben a tejidos de gran tamaño; de lo contrario, un quiste menor a los 10cm no ocasionara un dolor en zonas distantes. 

AfricaStudio / Shutterstock.com

Es importante prestarle atención a cada manifestación del cuerpo, ya que un correcto diagnóstico depende de una correcto análisis y correlación de síntomas.  

Por lo general, los quistes de gran tamaño suelen operarse y eliminarse por completo; sin embargo, existen ciertas excepciones más graves que traen consigo otros tratamientos más agresivos. Ten en cuenta que todo parte de la prevención, de ahí radica la verdadera importancia de los controles médicos.

Fuente: Health 24, True Remedies

Quizá te interese: Síndrome de ovario poliquístico: síntomas de la enfermedad, hechos importantes y tratamientos


Este artículo es netamente con fines informativos. No se automedique y siempre consulte a un profesional de la salud certificado antes de usar cualquier información presentada en el artículo. El consejo editorial no garantiza ningún resultado y no se hace responsable de los daños que puedan derivarse del uso de la información indicada en el artículo.