ESTILO DE VIDA Y TENDENCIAS

¿Arrugas a los 30? Trucos con ingredientes caseros para que los años no se vean en tu rostro

Date August 30, 2018 22:58

Si estás cerca de cumplir 30 años, probablemente ya aparecieron las primeras arrugas en tu rostro o estás preocupada porque seguramente llegarán pronto. Sin embargo, eso no tiene por qué ser una preocupación, con los cuidados apropiados puedes evitar que tu piel envejezca de forma prematura.

Olena Zaskochenko / Shutterstock.com

Si incorporas estas sencillas claves, podrás ayudar a tu piel a conservar la frescura de la juventud y podrás lucir tan bella como en tus 20.

¿Cuándo empezar a cuidar la piel?

Durante la adolescencia y después de cumplir 20, las arrugas se ven demasiado lejos en nuestro porvenir. Por eso, no prestamos atención a las recomendaciones para el cuidado de la piel y mucho menos pensamos en usar cremas para prevenir las arrugas.

RomarioIen / Shutterstock.com

De hecho, es usual que comencemos a preocuparnos por el envejecimiento de la piel cuando nuestro rostro ya ha empezado a cambiar. Desafortunadamente, cuando las arrugas ya han aparecido, es muy poco lo que se puede hacer.

La mejor forma de enfrentar el envejecimiento de la piel es a través de la prevención. Por eso, te presentamos algunos consejos que te ayudarán a que las arrugas tarden más tiempo en aparecer.

Evgeny Atamanenko / Shutterstock.com

Métodos de prevención.

1. Protégete del sol:

Usa bloqueador solar todos los días, incluso cuando no estés expuesta directamente al sol. Si tienes la piel grasa o sensible, puedes usar un protector especial con acabado mate para no arruinar tu maquillaje.

InspirationART / Shutterstock.com

2. Duerme bien:

Durante las horas de sueño, es el momento en que el cuerpo se recupera de todo el cansancio y el daño sufrido durante el día. Esto incluye la recuperación de la piel. Por lo tanto, si no duermes lo suficiente, el recambio celular será más lento y tu piel envejecerá antes.

3. Hidrátate:

A veces 8 vasos de agua al día no son suficientes. La verdadera cantidad de agua que requiere cada organismo depende del peso y la actividad física que tenga cada persona. Según los expertos, la medida ideal es de 35 mililitros por cada kilo de peso.

Undrey/ Shutterstock.com

4. Desmaquíllate. Siempre:

Esta es una regla fundamental para el cuidado de la piel. Pase lo que pase, es necesario que limpies la grasa, el maquillaje y la suciedad del día para que tu piel pueda descansar realmente durante la noche.

Quizá te interese: Logra una piel fresca y joven evitando estos 5 errores que cometes al lavarte el rostro

¿Y si ya tienes arrugas?

Si las arrugas ya han empezado a aparecer, aún existen algunos tratamientos naturales que puedes aplicar para mejorar el estado de tu piel y evitar que aparezcan nuevas arrugas.

1. Acude a los “súper alimentos”:

Existen alimentos que tienen propiedades especiales que pueden ayudar a mejorar la calidad de tu piel. Las almendras contienen grasas naturales que engrosarán los tejidos, mientras que los arándanos y el tomate contienen vitamina C que produce colágeno y protege tu piel del daño solar.

id-art / Shutterstock.com

2. Mascarilla de banana:

Esta fruta maravillosa no solo es buena para tu alimentación, también es ideal para alimentar tu piel directamente. Mézclala con yogur natural y unas gotitas de limón, aplícala sobre tu piel. Esta mascarilla natural ayudará a atenuar las manchas oscuras y las imperfecciones de tu piel.

3. Aloe vera:

Los beneficios del aloe vera para la piel son incalculables. Aplica su gel directamente sobre tu piel, especialmente después de exponerte al sol para facilitar la recuperación del daño solar.

Didecs / Shutterstock.com

Cumplir 30 no significa envejecer. Tu espíritu sigue siendo joven y si pones en práctica todas estas recomendaciones, tu piel también lo será.

Fuente: Marie Claire, Medical Daily, Web MD

Quizá te interese: 6 Métodos muy efectivos para reducir esas molestas líneas de arrugas alrededor de la boca


Este artículo tiene fines informativos únicamente. Antes de utilizar la información proporcionada anteriormente, consulte a un especialista certificado. El uso de la información descrita anteriormente puede ser perjudicial para la salud. El consejo editorial no garantiza ningún resultado y no asume ninguna responsabilidad por los daños u otras consecuencias derivadas del uso de la información proporcionada con anterioridad.