ESTILO DE VIDA Y TENDENCIAS

Un estudio vinculó al refresco como un factor de riesgo potencial para desarrollar cáncer endometrial

Date July 10, 2018 18:08

Recientemente se ha descubierto que existen ciertos alimentos que pueden causar cáncer, entre ellos se ha posicionado a las bebidas gaseosas azucaradas como un agente potencialmente causante de células cancerígenas.  

 

Un estudio reciente publicado en “Cancer Epidemiology, Biomarkers & Prevention, indicó que el refresco puede desencadenar cáncer de endometrio.  

Esta investigación ha revelado un curioso hallazgo científico: además de asociar la mortal enfermedad con las bebidas gaseosas azucaradas, los científicos descubrieron que la mayor incidencia de cáncer de endometrio ocurre en las mujeres que han llegado a la menopausia y tienen un alto consumo de refresco en su dieta. 

 

Todas las mujeres que ingieren refrescos constantemente pueden llegar a padecer de cáncer; sin embargo, las mujeres adictas a las gaseosas azucaradas que han llegado a la menopausia tienen 73% de probabilidad de desarrollar cáncer de endometrio.  

No es sorprendente ver que las mujeres que consumían más bebidas endulzadas con azúcar tenían un mayor riesgo de cáncer endometrial del tipo I estrógeno-dependiente”, afirmó Maki Inoue-Choi, directora de la investigación. 

¿Qué pasa con los refrescos? 

El refresco eleva los niveles hormonales de estrógeno e insulina en la sangre. Este exceso de estrógeno y el desequilibrio hormonal se asocian con endometriosis y cáncer de endometrio, así como también con el desarrollo de células cancerígenas en cualquier parte del cuerpo, diabetes y obesidad. 

 

Quizá te interese: 6 usos alternativos de la Coca-Cola que probablemente no conocías

En la menopausia, las mujeres pueden tener un revestimiento endometrial engrosado y retenido que no se ha eliminado regularmente todos los meses. También, este caso ve a menudo en mujeres que tienen un ciclo menstrual irregular y se les dificulta eliminar las impurezas del sistema reproductor femenino.   

 

Si no se eliminan las impurezas del endometrio, pueden acumularse y esto representa un riesgo de cáncer de endometrio. Al reequilibrar los niveles de estrógeno con progesterona, se ayuda a eliminar el revestimiento de restos en el endometrio que puede confundirse al reinicio de la menstruación, pero en realidad es solo el cuerpo librándose de la sangre vieja. 

Entonces, la manera como afectan las bebidas gaseosas azucaradas al endometrio es por medio de un desequilibrio hormonal. Cabe destacar que este desequilibrio es reversible, pero solo si se disminuye el consumo de refresco.  

Hallazgos científicos anteriores han asociado el cáncer de endometrio con la obesidad y las bebidas dulces son las principales contribuyentes al aumento de peso, por esta razón un grupo de científicos decidió evaluar medicamente el efecto del refresco desde un punto de vista muy crítico.  

El estudio más reciente involucró a 23.000 mujeres posmenopáusicas. Las evaluaciones médicas demostraron que las mujeres que beben regularmente bebidas carbonatadas y otras bebidas con alto contenido de azúcar, excepto el jugo natural de frutas, tienen un riesgo más alto de padecer cáncer de endometrio. 

En el estudio publicado en Cancer Epidemiology, Biomarkers & Prevention, se descubrió que mientras más bebidas azucaradas tomen las mujeres, más aumenta el riesgo de padecer cáncer. Las mujeres con mayor ingesta de bebidas gaseosas azucaradas tuvieron 73% más de probabilidades de contraer cáncer de endometrio tipo I (el tipo de cáncer uterino causado por exceso de estrógeno) en comparación con las mujeres que bebieron la menor cantidad de otras bebidas.

¿Qué pasa con las bebidas sin azúcar? 

Las bebidas dietéticas y sin azúcar que contienen aspartame, el edulcorante artificial más utilizado, están asociadas con efectos secundarios como trastornos neurológicos, convulsiones, ceguera temporal y se cree que están asociadas con el desarrollo de tumores cerebrales. Así que tampoco reemplazar la azúcar por cualquier edulcorante artificial es la mejor opción.  

La buena noticia es que a medida que los consumidores buscan edulcorantes más naturales debido a estos efectos secundarios, los principales fabricantes como Coca-Cola y Pepsi están reemplazando el aspartamo con sucralosa, por lo que aparecen las latas de refresco "light" en el supermercado. 

Según Seth Kaufman, vicepresidente de Pepsi, "El aspartame es la razón número uno por la que los consumidores dejan de tomar refrescos dietéticos".  

La mejor opción para controlar el azúcar en las bebidas es tomar todo tipo de bebida natural, y aquellas que son recomendadas por un especialista. Sin embargo, no queda totalmente prohibido tomar un vaso de refresco eventualmente, aunque mientras menos lo ingieras, mejor.  

 

ESB Professional / Shutterstock.com

Aunque el refresco es solo uno de los factores de riesgo, el cáncer de endometrio es una enfermedad que no tiene un agente causal en específico. La ventaja de conocer el perjudicial daño de las bebidas gaseosas azucaradas al menos hace posible poner en práctialguna estrategia para prevenirlo

¡No te excedas con el refresco! 

Fuente: Bio Hormone Health

Quizá te interese: Estos 5 experimentos con Coca Cola demuestran que se puede hacer mucho más con ella que sólo beberla


Este artículo es netamente con fines informativos. No se automedique y siempre consulte a un profesional de la salud certificado antes de usar cualquier información presentada en el artículo. El consejo editorial no garantiza ningún resultado y no se hace responsable de los daños que puedan derivarse del uso de la información indicada en el artículo.