Las grasas trans están presentes en la mayoría de los alimentos procesados, pero son lo peor para la salud

Sabemos que la reducción de grasas trans en la dieta ayuda a reducir el riesgo de enfermedades, pero ¿cómo y por qué? En este artículo intentaremos aclarar la confusión sobre las grasas trans.

¿Qué son las grasas trans?


Hay dos tipos de grasas trans que se encuentran en los alimentos: grasas trans naturales y artificiales. Las grasas trans de origen natural se producen en el intestino de algunos animales y los alimentos elaborados a partir de estos animales, pueden contener pequeñas cantidades de estas grasas. Las grasas trans artificiales (o ácidos grasos trans) se crean en un proceso industrial que agrega hidrógeno a los aceites vegetales líquidos para hacerlos más sólidos.

Quizá te interese: 9 Aditivos en los alimentos que deberían evitarse a toda costa porque son muy dañinos para la salud

La principal fuente dietética de grasas trans en alimentos procesados ​​es "aceites parcialmente hidrogenados". Búscalos en la lista de ingredientes de cada alimentos que encontrarás en sus empaques o envases. En noviembre de 2013, la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) hizo una determinación preliminar de que los aceites parcialmente hidrogenados ya no se reconocen generalmente como seguros en los alimentos para humanos.

¿Por qué algunas compañías usan grasas trans?

Dusan Zidar / Shutterstock.com


Las grasas trans son fáciles de usar, económicas de producir y duran mucho tiempo. Las grasas trans dan a los alimentos un sabor y una textura deseados. Muchos restaurantes y establecimientos de comida rápida usan grasas trans para freír alimentos porque los aceites con grasas trans se pueden usar muchas veces en freidoras comerciales. 

¿Cómo las grasas trans afectan mi salud?


Las grasas trans elevan los niveles de colesterol malo (LDL) y disminuyen los niveles de colesterol bueno (HDL). Comer grasas trans aumenta el riesgo de desarrollar enfermedades cardíacas y derrames cerebrales. También se asocia con un mayor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.

Iniciativa de la OMS

Iconic Bestiary / Shutterstock.com

Es por ello que la Organización Mundial de la Salud quiere eliminar las grasas trans artificiales del suministro mundial de alimentos y tiene una estrategia paso a paso sobre cómo hacerlo para 2023.

El lunes, la OMS lanzó una iniciativa llamada REEMPLAZAR que proporcionará orientación a todos los países sobre cómo eliminar las grasas trans artificiales de sus alimentos, lo que posiblemente lleve a una erradicación mundial.

"Esta iniciativa está destinada a llevar a los países a establecer una legislación para eliminar las grasas trans", dijo el Dr. Francesco Branca, director del Departamento de Nutrición para la Salud y el Desarrollo de la OMS en Ginebra, Suiza.

Las grasas trans artificiales, o ácidos grasos trans, se producen cuando el aceite vegetal se endurece en un proceso llamado hidrogenación. Esas grasas hidrogenadas se pueden usar en alimentos fritos, bocadillos o productos horneados, y en productos como manteca vegetal, margarina en barra, crema de café y glaseados listos para usar. No se descomponen tan rápido como otras grasas, pero pueden tener algunos efectos nocivos para la salud, como elevar los niveles de colesterol LDL "malo" y aumentar el riesgo de enfermedad cardíaca, accidente cerebrovascular y diabetes tipo 2.

La iniciativa consiste en revisar fuentes dietéticas, promover el uso de grasas más saludables, legislar, evaluar cambios, crear conciencia y hacer cumplir las nuevas normativas de salud pública.

De tener éxito, la salud de la población a nivel mundia se vería altamente beneficiada.

Fuente: Harvard, NY Times, Estrategia, Muy Interesante

Quizá te interese: Proteínas, carbohidratos, fibras y grasas: esto es lo que pasa en el organismo cuando faltan

Recomendamos