Médicos ignoraron el tumor que ella padeció por 6 años simplemente porque la tildaron de “gorda”

Estilo de vida y tendencias

April 24, 2018 22:45 By Fabiosa

Rebecca Hiles y millones de mujeres como ella son juzgadas demasiado rápido por sus médicos y lo que muchos no saben es que puede significar la diferencia entre la vida y la muerte.

 

 

A los 17 años, Rebecca Hiles se enfermó de bronquitis y neumonía. Tres años después, aun persistían los episodios de tos todos los días y, para esa entonces, recuerda que los médicos le dijeron: "si perdieras peso, no tendrías tantos ataques de tos".

Una noche, comenzó a toser sangre, pero cuando fue a urgencias sus médicos le dijeron que probablemente se trataba de un vaso sanguíneo roto y la enviaron a casa con un inhalador. "Esa fue la primera vez que comencé a pensar que quizás no era solo peso", explicó la mujer.

 

 

Un post condiviso da Rebecca Hiles (@thefriskyfairy) in data:

 

En sus primeros dos años en la universidad, Hiles bailó un par de veces a la semana y caminaba penosamente por la enorme colina del campus, apodada Cardiac Hill. "Era muy activa, pero no estaba perdiendo peso y mi respiración empeoraba cada vez más", afirmó Rebecca.

 

 

Un post condiviso da Rebecca Hiles (@thefriskyfairy) in data:

 

Además, añadió "cada vez que fui a ver al médico para descubrir por qué no podía sacudir este resfriado o ese frío, me dieron un antibiótico y me dijeron que bajara de peso".

 

 

Un post condiviso da Rebecca Hiles (@thefriskyfairy) in data:

 

A los 23, la tos se puso tan mal que Hiles comenzó a tener problemas para controlar su vejiga durante los espasmos y finalmente tuvo que depender de pañales para adultos. Los ataques eran tan fuertes que a veces la hacían vomitar.

 

 

Quizá te interese: Cosas que una madre debería saber sobre nutrición para evitar la obesidad infantil

 

Pasó muchas noches acurrucada en el baño tosiendo y vomitando, esperando que el vapor de la ducha le hiciera más fácil respirar. Cuando los análisis de sangre volvían a ser normales, sus médicos decían: "No sabemos qué decirte, es evidente que solo está relacionado con el peso".

 

 

Un post condiviso da Rebecca Hiles (@thefriskyfairy) in data:

 


En el momento más álgido de sus ataques de tos, tomaba tantos medicamentos que no cabían en una bolsa con cierre hermético del tamaño de un galón: jarabes para la tos, antiácidos y esteroides. "Nada funcionaba", comentó ella.

Ella comenzó a preguntarse si era hipocondríaca. Desesperada por ayuda de cualquier tipo, investigó las instalaciones de salud mental para pacientes internados. "Pensé que me estaba volviendo loca".

 

 

Los ataques de tos estaban empeorando constantemente, pero sus médicos seguían tan obsesionados con su peso que ignoraron los síntomas que deberían haber preocupado a cualquier mujer joven y activa. "En lugar de escuchar a un paciente cuando dice: 'Bueno, estoy tratando de hacer ejercicio, pero luego no puedo respirar', simplemente lo ignoran diciendo: 'Bueno, si pierdes un poco más de peso, te será más fácil respirar".

A los 23 años fue a ver a un nuevo médico de atención primaria, quien le sugirió, por primera vez, que consultara a un neumólogo para que le hiciera algunas pruebas sobre cómo funcionaban sus pulmones. "Este si escuchó cuando dije: 'Mira, he estado haciendo ejercicio”.

Tras haber estado sufriendo durante seis años, recobró la esperanza de que la ayudaran a mejorar y finalmente fue diagnosticada.

 

 

Un post condiviso da Rebecca Hiles (@thefriskyfairy) in data:

 

En el momento en que una tomografía computarizada reveló un tumor en su tubo bronquial, necesitó cirugía para extirpar el pulmón izquierdo. Tenía 23 años en ese momento y había sido tratada reiteradamente por profesionales médicos desde la edad de 17 años.

 

 

Un post condiviso da Rebecca Hiles (@thefriskyfairy) in data:

 

Rebecca escribió un blog titulado “Furia Completa”, en el que relató su historia y aseguró que la alarmante verdad es que la medicina refleja los prejuicios de la cultura en general.

 

 

Un post condiviso da Rebecca Hiles (@thefriskyfairy) in data:

 

Hoy en día Rebecca es una joven muy activa y sana que demuestra cada día más fortaleza. Se ha dedicado a alentar a las personas que día tras día padecen de alguna patología sin una esperanzadora respuesta.

¡Bien hecho Rebecca!

Fuente: Cosmopolitan, Honey Nine, Rebecca Hiles / Instagram

Quizá te interese: Adicciones, obesidad y violencia son algunos de los efectos de la televisión en los niños